(CNN) - El presidente Barack Obama otorgó el martes sus últimas Medallas de la Libertad a un grupo de brillantes destinatarios en una ceremonia festiva, cargada de emoción, bromas y en la que tampoco faltó el último reto viral de moda.

Obama otorgó las medallas a 21 personas el martes, entre ellas nombres famosos de Hollywood, arquitectos, científicos, músicos, atletas y filántropos.

La comediante y presentadora Ellen DeGeneres estaba entre los homenajeados... aunque casi no entra.

"No me dejaban entrar a la Casa Blanca porque he olvidado mi ID", escribió la comediante. "No es broma".

Finalmente logró entrar y hacer un impresionante mannequin challenge con algunos de los otros homenajeados: Robert De Niro, Tom Hanks, Bruce Springsteen, Michael Jordan, Bill Gates, Diana Ross y Vin Scully.

La comediante no pudo evitar las lágrimas al recibir la condecoración.

"Es fácil olvidarse ahora de que hemos avanzado tanto, ahora que el matrimonio es igualitario ante la ley", dijo Obama.

Obama la alabó por tener el "coraje" decir públicamente que era lesbiana hace casi 20 años. "Qué importante fue. No solo para la comunidad LGBT, sino para todos nosotros", agregó el presidente. "Y ella pagó un precio. No nos acordamos de esto. Yo no lo recuerdo. Pero lo hizo, por mucho tiempo, incluso en Hollywood".

La Medalla de la Libertad es el más alto honor civil concedido a personas que han hecho contribuciones significativas a la "seguridad nacional o a los intereses de Estados Unidos, a la paz mundial o esfuerzos significativos públicos o privados  culturales o de otro tipo".

"Desde científicos, filántropos, y servidores públicos a activistas, atletas y artistas, estas 21 personas han ayudado a empujar a Estados Unidos hacia delante, inspirando a millones de personas en todo el mundo a lo largo del camino", dijo Obama en un comunicado.

DeGeneres fue partidaria del presidente Barack Obama, e incluso lanzó una recaudación de fondos para la reelección del presidente en 2012.

Springsteen también fue un gran partidario de Obama y de Hillary Clinton. La noche antes de la elección presidencial, el cantante apareció en un mitin junto a Obama y Clinton en Filadelfia.