(CNNMoney) - Twitter tuvo un momento muy vergonzoso después de suspender brevemente la cuenta de su propio director ejecutivo Jack Dorsey.

Por un momento de este martes, los intentos para ver la cuenta de Dorsey arrojaban un mensaje de error diciendo que la cuenta había sido suspendida. Eso desató una especulación sobre si su cuenta pudo haber sido hackeada o automáticamente cerrada por un gran número de quejas de otros usuarios.

Después de que volvió a estar activa, Dorsey tuiteó que la suspensión fue el resultado de un "error interno".

Eso provocó las airadas respuestas de muchos usuarios que se preguntaron a cuántos tuiteros comunes y corrientes pudo haberles pasado lo mismo.

Twitter no respondió inmediatamente a una solicitud de comentario sobre la situación que congeló la cuenta de Dorsey.

"Estoy activando mi Twitter de nuevo (la suspensión de la cuenta fue un error)", tuiteó Dorsey, haciendo referencia al primer tuit que envió en marzo de 2006.

Algunas partes de su cuenta, @jack, se tardarán un poco en volver a la normalidad.

Poco después de que Dorsey fuera rehabilitado en la red social, tenía 145 seguidores, una gran diferencia de los 3,9 millones que tenía antes del "error". La cifra luego volvió a aumentar a 3,8 millones.

El tema de a qué usuarios se les suspende o no se ha vuelto un asunto sensible. La red social ha luchado por encontrar un balance saludable entre permitir la libre expresión y proteger a los usuarios de acoso.