(CNN) – Este lunes, un juez federal aprobó la petición del atacante de la iglesia de Charleston, Dylann Roof, de defenderse a sí mismo durante el juicio que se le adelanta. Roof también podrá interponer objeciones si considera no aptos a los candidatos que integrarán el jurado encargado de decidir su suerte.

La semana pasada Roof fue declarado competente para asumir el juicio: se le acusa de asesinar a nueve personas en una iglesia de una comunidad negra en Charleston, Carolina del Sur, durante junio de 2015.

Cuando se estaba realizando la selección de los jurados, Richard Mark Gergel, juez del Distrito, optó por suspender el proceso para que Roof se sometiera a una evaluación de competencia. Gergel lo declaró competente, pero selló el documento que contenía los motivos de su decisión y hallazgo. Justamente, porque revelar ese contenido perjudicaría el derecho de Roof a tener un juicio imparcial, aseguró el funcionario.

El procedimiento para escoger a los jurados de Roof se reanudó este lunes.

Las autoridades de la corte federal aseguraron que 20 jurados fueron entrevistados durante la deliberación. De los cuales, 7 resultaron estar calificados y 13 fueron descartados. El tribunal deberá continuar con el proceso hasta que se identifiquen 70 jurados que sean aptos para el juicio.

Al menos a uno de los posibles jurados se le preguntó si una persona debía enfrentar la pena de muerte por acabar con la vida de alguien más. El juez eliminó a un candidato que respondió diciendo que el castigo debía ajustarse al crimen. Los fiscales y Roof estuvieron de acuerdo con la decisión.

Otra de las aspirantes fue presionada después de que en su interrogatorio dijera que era católica y que no “estaba segura de poder decidir sobre la pena de muerte”.

En la entrevista de este lunes, ella le aseguró al juez que no había seguido el caso y que le resultaba muy difícil señalar lo que hipotéticamente haría. Antes de concluir que no impondría una pena capital, aseguró que su decisión dependería “de los hechos a la mano”.

Gergel la descartó sin objeciones.

Un candidato más fue eliminado del proceso, después de que expresara su oposición a la cadena perpetua sin la opción de libertad condicional, por el costo que esto implica. Además, expresó que estaba a favor de la pena de muerte en los casos de asesinato.

El juez también preguntó a los jurados potenciales si la raza de Roof o de las víctimas afectaría su capacidad de ser imparciales.

Una de los aspirantes aseguró durante su cuestionario que le enfermaba el hecho de pensar que alguien pudiera matar a otras personas dentro de una iglesia. Entonces, Gergel le preguntó si esto afectaría su imparcialidad y después fue declarada no apta para el cargo.

A los jurados potenciales se les está pidiendo salir de la corte si los fiscales o Roof manifiestan alguna duda o preocupación sobre sus credenciales. Roof, quien tenía representación legal acompañándolo en la sala, no ha presentado ninguna objeción hasta el momento.

Dylann Roof enfrenta 33 cargos federales: 9 violan la Ley de Delito de Odio al ser homicidios, 3 violan esta misma legislación al ser intentos de homicidio, otros nueve son por la obstrucción en el ejercicio de la religión que terminaron en homicidios, tres más en esta misma ley pero bajo la modalidad de intento de homicidio y uso de un arma peligrosa y otros 9 cargos por el uso de un arma de fuego para cometer asesinato durante y en relación con un delito de violencia.

Si es condenado podría enfrentar la pena de muerte.

Roof también está siendo procesado por nueve cargos de asesinato y otros delitos en el sistema de tribunales estatales. Su juicio en ese caso está programado para empezar en enero.

El juicio se reinicia a las 9a.m. de este martes, cuando se espera que 24 candidatos a jurados sean interrogados.

Con información de Catherine E. Shoichet.