(CNNMoney) - Los ricos están ganando con la recuperación económica mundial.

Eso según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que dice en un nuevo reporte que los pobres —que han sido fuertemente golpeados por la crisis financiera— han sido olvidados en la recuperación económica global.

“Los frutos de la recuperación económica no han sido ni siquiera compartidos”, dijo la OCDE en un informe publicado el pasado jueves.

La organización encontró que el 10% inferior de los asalariados en los países desarrollados vieron disminuir sus ingresos reales en un 16,2% entre 2007 y 2010. Los ingresos del 10% superior cayeron únicamente 4,6% durante ese mismo periodo.

La recuperación también produjo resultados desiguales. Entre 2010 y 2014 los ingresos del 10% inferior sólo aumentaron en un 1,6% comparado con el crecimiento del 5,2% de quienes tienen más altos ingresos.

El resultado final es más desigualdad de ingresos. Los salarios del 10% de quienes más dinero reciben se recuperaron a los niveles anteriores a la crisis en 2014, mientras que el mismo año los más pobres ganaron 14% menos que antes de la crisis.

La información de la OCDE muestra que Estados Unidos es uno de los países con más desigualdad. El 20% de los estadounidenses con ingresos superiores ganan 8,7 veces más que el 20% que menos ingresos tienen.

inequidad-economica-mundial-ricos-vs-pobres-cnnmoney

Países nórdicos como Islandia, Noruega y Dinamarca tienen los niveles más bajos de inequidad entre el grupo de los países desarrollados. Allí el 20% de la población con más ingresos gana cerca de 3,5 veces más que el 20% de la población que menos gana.

Los líderes mundiales están de acuerdo en que la inequidad es un gran problema. En la más reciente reunión del G20 en China los líderes de las 20 economías más grandes del mundo hicieron un llamado para tomar más acciones para asegurarse de que el crecimiento económico sea incluyente.

En un estudio separado publicado el jueves pasado, el Instituto de Estudios Fiscales dijo que las ganancias en el Reino Unido no alcanzarán los niveles previos a la crisis antes de 2021.

La recuperación total se retrasará aún más por la separación del país de la Unión Europea tras la victoria del ‘brexit’ en junio de este año.