(CNN) - Una rutina de patinaje sobre hielo de tema del Holocausto que se realizó en un programa de concurso en Rusia, que involucraba a la esposa de un alto funcionario del gobierno de Vladimir Putin, ha desatado la indignación internacional.

El acto estaba basado en la película de 1997 La vida es bella, que cuenta la historia de un padre judío que lucha por esconderle a su hijo los horrores del Holocausto con juegos y humor.

En la rutina que se realizó al ritmo de la canción Beautiful That Way, de la banda sonora de la película, la patinadora olímpica Tatiana Navka y su compañero de baile Andrei Burkovsky bailaron vestidos con pijamas de rayas con estrellas amarillas de seis puntos, como las que usaban las víctimas judías de los campos de concentración.

Al final, se escucha un tiro y Burkovsy cae al suelo mientras Navka lo mira con dolor.

El baile hacía parte del programa de celebridades patinando sobre hielo, llamado Ice Age, que se parece a Bailando con las estrellas.

Navka se casó con el vocero del presidente Putin Dmitry Peskov en una gran ceremonia en agosto de 2015.

Indignación internacional

El director de Asuntos Internacionales del Consejo Judío de Australia, Jeremy Jones, le dijo a CNN que la presentación había sido "de una falta de tacto increíble".

"La falta de consideración que al parecer estuvo involucrada entre las personas que tomaron esta decisión es impresionante. Mucho tiempo después de que sean olvidados como patinadores serán recordados como las personas que llegaron hasta tal punto para ser famosos", dijo.

La rutina también causó críticas en redes sociales. La comediante estadounidense Sarah Silverman tuiteó: