(CNN) - Al menos nueve personas resultaron heridas a consecuencia de un ataque perpetrado por un hombre en el campus de la Universidad Estatal de Ohio.

Se trata de Abdul Razak Ali Artan, estudiante del centro educativo, un joven de 18 años de origen somalí que vivía en la zona universitaria.

El agresor atropelló con un auto a varias personas, después bajó del coche armado con un cuchillo con el que hirió a varias personas.

El responsable intentó huir del lugar, pero murió por los disparos de la policía.

Las autoridades identificaron ya al atacante, pero no dieron a conocer su nombre, dijo a CNN un funcionario federal de seguridad.

Según esa fuente, todavía están tratando de determinar las causas del ataque.

Lo que sabemos del atacante

Una mujer, miembro de la comunidad somalí que habló con la familia del atacante dijo que estaban conmocionados. La persona describió a Artan como un buen muchacho. La mujer dijo que Artan había acabado de terminar sus cursos en el instituto de educación superior técnica para empezar antes de estudiar en Ohio State.

Los investigadores examinan la página en Facebook de Artan para determinar si fue un ataque terrorista, aunque pasará un tiempo para que puedan establecer el motivo.

Una página en Facebook que se cree es de Artan incluye agravios sobre ataques contra musulmanes, dijeron dos funcionarios federales.

Un funcionario del gobierno dijo que Artan era un residente permanente legal en EE.UU. De forma separada, otro funcionario federal y uno del gobierno dijeron que Artan llegó al país en 2014 con su familia.

Estuvieron en Pakistán tras salir de Somalia antes de llegar a Estados Unidos hace dos años, dijo la fuente.

Así fue el ataque

Se ha conocido que el atacante condujo un auto hacia las 9:52 a. m., frente al edificio Watts Hall y atropelló a varios transeúntes.

El hombre salió del vehículo y usó un cuchillo de carnicero para atacar a las personas, dijeron las autoridades.

Un policía que llegó a la escena en menos de un minuto disparó y mató al atacante. La investigación continúa.

Inicialmente se pensó que había dos atacantes, pero las autoridades creen que el sospechoso fue el hombre al que mataron.

Al menos nueve personas fueron llevadas a hospitales, según los bomberos. Una de las víctimas está en condición crítica, pero el resto, según las autoridades, están estables y no tienen heridas que amenacen su vida.

En medio del caos, a la gente se le pidió que buscara refugio y evitara el área de la universidad.

Wyatt Crosher, un estudiante de 19 años de la universidad, le dijo a CNN que él y su compañero de cuarto escucharon 3 o 4 tiros desde le otro lado de la calle.

"Luego vimos un montón de policías y ambulancias que venían hacia la calle. No podemos ver el edificio donde ocurrió el tiroteo porque hay un dormitorio bloqueando la vista. Sonaba como tiros y luego las sirenas. No podemos ver los carros policiales. Vivo en el campus y creo que en el lugar donde ocurrió el tiroteo fue al otro lado de la calle en un edificio de salones de clase".

A los estudiantes les avisaron de la alerta a través de un mensaje de texto

(Cortesía de Sallee Ann Ruibal)

(Cortesía de Sallee Ann Ruibal)

El campus principal de la Universidad Estatal de Ohio es uno de los más grandes en Estados Unidos. La universidad tiene más de 65.000 estudiantes en todo el estado.