(CNN) - El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó este lunes con “ponerle fin” a los esfuerzos del Gobierno del presidente Barack Obama para normalizar las relaciones de su país con Cuba.

“Si Cuba no está dispuesto a hacer un mejor trato para la gente cubana, los cubano-americanos y Estados Unidos como un todo, terminaré con ese acuerdo”, tuiteó Trump.

La amenaza de Trump llegó luego de la muerte del dictador cubano Fidel Castro, cuyo fallecimiento el viernes 25 de noviembre casi al final del día, también comentó Trump en otro mensaje por esa red social con la siguiente frase: “¡Fidel Castro está muerto!”. Poco después, emitió un comunicado en el que condenaba al líder cubano, que murió a los 90 años.

Aparentemente, Trump quiere utilizar la transición política que se viene en Cuba -suavizada en parte por la presencia del hermano de Fidel, Raúl Castro- como una posible oportunidad para renegociar los términos del acercamiento entre Estados Unidos y Cuba.

Durante su campaña presidencial, Trump criticó de manera irregular la distensión con Cuba, alternando mensajes que apoyaban los esfuerzos llevados a cabo, mientras también criticaba los términos de las negociaciones diplomáticas.

En una entrevista con el diario The Daily Caller, en septiembre pasado, Trump aseguró que lo logrado estaba “bien”. “Cincuenta años es suficiente”, dijo. “Creo que está bien, creo que está bien, pero debemos lograr un mejor acuerdo. El concepto de abrirse a Cuba está bien”.

Sin embargo, en una manifestación llevada a cabo en Miami, en octubre, habló del tema con un tono más agresivo y, sin entrar en mayores detalles, afirmó que reversaría el trato, a menos de que Cuba aceptara cumplir con algunas demandas como “la libertad religiosa y política para la gente cubana” y la “libertad de los presos políticos”.

Trump calificó a las negociaciones llevadas a cabo por el Gobierno de Obama como “un acuerdo muy débil”.