(CNN Español) - El empresario bananero Jovenel Moïse ganó la aplazada primera vuelta de las elecciones presidenciales del pasado 20 de noviembre en Haití, con el 55,67% de los votos, según lo anunció el Consejo Provisional Electoral (CEP, por sus siglas en francés) de ese país.

Moïse, quien cuenta con el respaldo del expresidente y cantante Michel Martelly, no tiene experiencia en la política y la oposición ya afirmó que no reconocerá los resultados de las elecciones, pues considera que hubo fraude.

La ley haitiana faculta a los candidatos a impugnar los resultados de las elecciones presidenciales y legislativas en los tribunales electorales antes de que se publiquen los datos finales, en este caso el próximo 29 de diciembre. Si pasado ese tiempo no lo hacen, no será necesaria la segunda vuelta y Moïse asumirá el cargo.

En su último aplazamiento las elecciones presidenciales estaban previstas para el domingo 9 de octubre pero fueron postergadas, una vez más, por la devastación que produjo el paso del huracán Matthew.

El país más pobre del hemisferio llegó a estas elecciones sumido en una profunda crisis política y en medio de episodios de tensión y violencia en las calles, pues los comicios debían realizarse hace más de un año, en octubre del 2015, pero en ese momento fueron anulados por denuncias de fraude por parte de la oposición, que no reconoció los resultados. En total, fueron aplazados en tres ocasiones.

Jovenel Moïse, del partido PHTK, habla tras conocer que ganó las elecciones presidenciales del 20 de noviembre en Haití. Detrás suyo, el expresidente Michel Martelly. (Foto: HECTOR RETAMAL/AFP/Getty Images)

Jovenel Moïse, del partido PHTK, habla tras conocer que ganó las elecciones presidenciales del 20 de noviembre en Haití. (Foto: HECTOR RETAMAL/AFP/Getty Images)

En febrero del 2016, cuando el mandato legal del entonces presidente Michel Martelly llegó a su fin, el presidente del Senado Jocelerme Privert fue designado como presidente interino por el Parlamento. Y aunque su periodo se venció en junio pasado, Privert sigue siendo el presidente de la isla.

De ahí que los primeros anuncios de los partidos perdedores de la elección presidencial, en el sentido de que impugnarán los resultados, hagan prever que el vacío de poder seguirá siendo una constante en ese país.

Supporters of presidential candidate Maryse Narcisse protest in the neighborhood of La Saline, in the Haitian capital Port-au-Prince, on November 29, 2016. Haitian presidential candidate Jude Celestin, who lost the country's election to opponent Jovenel Moise according to preliminary results, challenged the outcome Tuesday, alleging it was due to "cheating." "We are saying there was cheating and we will see who cheated," Celestin told AFP, without naming Moise directly. / AFP / HECTOR RETAMAL (Photo credit should read HECTOR RETAMAL/AFP/Getty Images)

Seguidores de la candidata presidencial Maryse Narcisse protestan en las calles de Puerto Príncipe luego de conocer los resultados. (Foto: HECTOR RETAMAL/AFP/Getty Images)

Según el CEP, Moïse, del Partido Haitiano Tet Kale (PHTK), ganó la presidencia con el 55,67% de los votos; seguido de Jude Célestin, de la Liga Alternativa para el Progreso y la Emancipación Haitiana (LAPEH), con el 19,52% de los votos; en el tercer lugar se ubicó Moïse-Jean Charles, del partido Pitit Dessalines, que obtuvo el 11,04% de los votos, y en el cuarto lugar Maryse Narcisse, candidata por Fanmi Lavalas, que recibió el 8,99% de los votos.

De los 27 candidatos presidenciales, tres se autoproclamaron ganadores en los días que siguieron a las elecciones: Moïse, Célestin y Narcisse (del partido del expresidente Jean-Bertrand Aristide). Todos hicieron que sus seguidores salieran a las calles e incluso algunas marchas de Narcisse terminaron en disturbios con las fuerzas policiales.

Aunque el informe oficial del CEP no tiene el dato de la participación electoral, hay que recordar que en las últimas elecciones ha estado siempre alrededor del 20%. Casi 6,2 millones de personas están habilitadas para votar en la isla caribeña.

Moïse, el empresario bananero
Jovenel Moïse es un empresario agrícola de 48 años, apoyado por el expresidente Martelly y que con este resultado consigue el primer triunfo de su carrera política.

Si finalmente llega a la Presidencia en enero, será la primera vez que Moïse ocupe un puesto público.

Según la ONG Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), su partido ha recibido financiamiento directo de Estados Unidos mediante la agencia USAID y por eso se convirtió en la fuerza política con mayores recursos económicos para construir una campaña “en la que se presentó como ejemplo de emprendedor exitoso”.

De hecho, su principal promesa de campaña fue sacar de la pobreza al país con la creación de millones de empleos gracias a la modernización del sector agrícola y al fomento de las exportaciones.