(CNN Español) - La exprimera dama de Perú, Nadie Heredia, regresó a Lima este jueves procedente de Madrid.

El 25 de noviembre, el Poder Judicial de Perú le dio un plazo de 10 días para regresar al país y afrontar la investigación fiscal por presunto lavado de activos; de no hacerlo le advierten que podrían pedir prisión preventiva, anunció la Segunda Fiscalía Supraprovincial de Lavado de Activos y Pérdida de Dominio.

A su llegada, afirmó que había salido libremente del país y que venía a cumplir con la resolución del juez y para que le explicara "los motivos de este cambio de conducta". En el aeropuerto fue recibida por medios de comunicación y algunos exparlamentarios.

Heredia había sido nombrada como directora de enlace en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), lo que habría motivado su viaje a Suiza.

Sin embargo, no podrá ejercer el cargo, según informó la fiscalía encargada.

El gobierno peruano protestó por el polémico nombramiento y pidió reconsiderar dicho cargo.

Por su parte, la defensa de Heredia pidió que ella pudiera firmar cada 30 días en el consulado de Ginebra “y, por ende, trabajar en el extranjero”. No obstante, en la audiencia del viernes, el despacho declaró infundado tal derecho. De la misma manera en que negó el cambio de comparecencia restringida por prisión preventiva, solicitado por el fiscal Germán Juárez.