(CNN) – Evan, un estudiante de secundaria, por fin encontró a la joven que ha estado buscando durante todo el año escolar: se han dejado mensajes en un escritorio de la biblioteca sin saber la identidad del otro. Sin embargo, el tan anhelado y fugaz encuentro fue interrumpido súbitamente cuando un hombre armado apareció detrás de ellos en la entrada del gimnasio del colegio. Y ahí termina la historia.

El escalofriante video, que es un anuncio de servicio público, fue difundido por la organización Sandy Hook Promise, el grupo de prevención de violencia armada en las escuelas liderada por las familias de las víctimas en la matanza de la Escuela Sandy Hook. La pieza transmite un poderoso mensaje al mostrar parcialmente y después revelar del todo las señales que conducen a la violencia armada.

Mientras sucede la historia de Evan, al margen también se desarrolla un relato mucho más oscuro: la evolución de un atacante armado en la escuela. Sin embargo, a menos de que mires con mucho cuidado no la notarás. Y ese es justamente el punto que quiere probar el mensaje de Sandy Hook Promise.

“Quisimos crear un impacto visual para mostrar que la violencia armada se puede prevenir si sabes leer las señales. Mucha gente ignora que hay rastros específicos que las personas pueden ir dejando y que indican un acto de violencia inminente”, aseguró Nicole Hockley, cofundadora y gerente de Sandy Hook Promise. Su hijo Dylan, que estaba en primero de primaria , murió en la masacre que ocurrió en esa escuela.

“Estos actos se pueden prevenir si conoces la señales. Todos tenemos el poder de intervenir y buscar ayuda. Así se pueden salvar vidas”, añadió Hockley. También dijo que la organización decidió lanzar el video durante esta época de fiestas, cuando la violencia incrementa.

“Vimos que durante la celebración del Día de Acción de Gracias, en Chicago 70 personas fueron víctimas de un tiroteo, para nueve de ellas los disparos fueron mortales. Sabemos que la gente va a pasar mucho tiempo con sus familias en las próximas semanas y pensamos que esto los podría inspirar para tener conversaciones importantes sobre cómo prevenir la violencia entre todos”, sostuvo Hocley.

“Queremos que este video despierte esperanza en aquellos que lo vean, para mostrarles que no estamos indefensos ante la violencia armada y que todos podemos hacer algo al prevenirla”, insistió.

Stephen Teret, director fundador del Centro Johns Hopkins para Políticas e Investigación de Armas, aseguró que el video es muy poderoso y “extraordinariamente bien hecho. Mi estómago se volteó al final”.

También añadió que le gustaría “ver el mensaje que se llevará para trabajar en los hogares. Necesitamos una política de prevención, además de los estudiantes, padres y profesores identificando a un estudiante que pueda hacer desastres”.

Sin embargo, Teret sostuvo que “hacer esa política en esta área es muy difícil”.

El 14 de diciembre de 2012, Adam Lanza mató a 20 niños y 6 adultos en la Escuela Primaria Sandy Hook, ubicada en Newtown, Connecticut. Esta matanza es considerada una de las peores masacres en la historia de Estados Unidos. Lanza también asesinó a su madre en su casa.

Las familias de nueve víctimas de este tiroteo demandaron un presentaron una demanda contra la fabricación de armas, pero fue rechazada. El jueves, la Corte Suprema de Connecticut oirá la apelación de las familias a esta decisión.