(CNN Español) – La investigación por el crimen atroz de una niña de 7 años que fue víctima de violación y asesinato el fin de semana en Colombia ya arrojó sus primeros hallazgos.

En la necropsia que realizó el Instituto de Medicina Legal durante 10 horas, se encontró que la menor murió estrangulada.

El director de la entidad, Carlos Valdés, explicó que según lo hallado en el procedimiento, la causa de la muerte fue “asfixia mecánica, correspondiente a asfixia por sofocación y estrangulamiento”.

Además, Valdés informó que en el cuerpo de la niña, identificada por su padre en los medios colombianos como Yuliana Andrea Samboni, se hallaron “abundantes evidencias que demuestran que fue objeto de abuso sexual”. El resto de los descubrimientos fueron remitidos a la Fiscalía para avanzar en la investigación.

Por su parte, el fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, dijo en un comunicado que “la escena del crimen fue manipulada”.

También sostuvo que los fiscales del caso tienen la instrucción de judicializar “a los terceros que están intentando obstruir” la acción de la justicia. En rueda de prensa, aseguró que en manos del ente investigador están “todos los videos desde el momento mismo en que fue secuestrada la menor de edad, los ingresos a lugares de habitación privada, tenemos partes de la vestimenta de la menor que quedaron en distintos lugares”.

Adicionalmente, la Fiscalía ha realizado inspecciones judiciales y entrevistas a testigos a lo largo del día.

(Crédito: EITAN ABRAMOVICH/AFP/Getty Images)

(Crédito: EITAN ABRAMOVICH/AFP/Getty Images)

Sin embargo, Martínez no dio detalles sobre la eventual orden de captura contra el presunto agresor ni confirmó el nombre del sospechoso.

“La Fiscalía actuará en el estado judicial correspondiente y de manera inmediata”, dijo el funcionario.

También sostuvo que en las siguientes horas se conocerían más noticias y que “habrá justicia y de manera inmediata”.

Finalmente, dio a conocer que el grupo encargado de la investigación está integrado por varias Direcciones Nacionales, la Dirección Seccional de Bogotá y una fiscal especializada para el conocimiento de estos hechos, con el apoyo del Cuerpo Técnico de Investigación.

Desde esta tarde, la Policía de Bogotá tiene bajo custodia un centro de atención en Bogotá, capital de Colombia, donde recibe tratamiento un hombre de 38 años que es el principal sospechoso del caso. Según informó en una rueda de prensa este lunes el general Hoover Penilla, comandante de la Policía de Bogotá, el sospechoso, un arquitecto, no ha sido capturado pues aún se está procesando la orden.

La víctima fue secuestrada el domingo en una zona marginal, en la capital colombiana, y fue encontrada en un apartamento de un exclusivo barrio en la misma zona.

La menor, que es de origen indígena, fue hallada sin vida en el apartamento con señales de violencia sexual. Al parecer, fue recogida por un auto gris el domingo, según documentaron las cámaras de seguridad del barrio Bosque Calderón, al oriente de Bogotá.

Tras la denuncia de la familia por la desaparición de la menor, las autoridades examinaron los videos de seguridad buscando evidencia y encontraron que la niña había abordado un vehículo gris. La Policía logró rastrear el vehículo hasta el propietario registrado.

Penilla le dijo a Caracol Radio que el dueño del vehículo les aseguró que el carro ya no estaba en su poder y les dio información a las autoridades sobre el domicilio donde encontraron el cuerpo y también les indicó el paradero del hombre que hasta ahora ha sido señalado como sospechoso, y que está recluido en un centro de salud donde recibe tratamiento por sobredosis de cocaína.