(CNN Español) - Durante su discurso por la recepción del Premio Nobel de la Paz, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, reiteró su llamado a replantear la guerra contra las drogas que, afirmó "no se ha ganado, ni se está ganando".

"No puedo dejar pasar la oportunidad de reiterar hoy un llamado que he hecho al mundo desde la Cumbre de las Américas de Cartagena en el año 2012, y que condujo a una sesión especial de la Asamblea General de las Naciones Unidas en abril del presente año", dijo ante invitados a la ceremonia en Oslo, Noruega.

"Me refiero a la urgente necesidad de replantear la Guerra mundial contra las Drogas, una guerra en la que Colombia ha sido el país que más muertos y sacrificios ha puesto".

Dijo que su país cuenta con la autoridad moral para afirmar que el mundo no ha logrado este "flagelo" que alimenta la violencia y la corrupción. Aseguró que el acuerdo de paz alcanzado con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) incluye el compromiso de este grupo de romper sus vínculos con el negocio de las drogas y ayudar a combatirlo.

No obstante, dijo que el narcotráfico es un problema global que requiere una solución global.

"No tiene sentido encarcelar a un campesino que siembra marihuana, cuando, por ejemplo, hoy es legal producirla y consumirla en 8 estados de los Estados Unidos", afirmó.

"La forma como se está adelantando la guerra contra las drogas es igual o incluso más dañina que todas las guerras juntas que hoy se libran en el mundo.

"Es hora de cambiar nuestra estrategia", subrayó.