(CNN) - El cese del fuego en todo el país es el siguiente paso para restablecer la paz en Siria después de la liberación de Aleppo, dijo a los periodistas el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en una conferencia de prensa realizada en Japón, este viernes.

Mientras hablaba, fue suspendida la pactada evacuación de civiles del enclave y el estatus de la operación ha sido puesto en duda, confirmó el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Desde el jueves, hasta 9.000 personas ya habían salido de la ciudad en nueve convoyes, incluidos 108 heridos, según medios estatales rusos y sirios.

Para muchos, su destino será la provincia de Idlib, controlada por los rebeldes y probablemente el próximo objetivo del régimen de Bachar al Asad.

Un activista que trabaja dentro de Aleppo habló con reporteros de CNN, el viernes, diciendo que no estaba seguro de si sus hijos podrían volver algún día a la ciudad.

"Esperábamos que la comunidad internacional y las Naciones Unidas castigaran a los criminales y no a las víctimas (el pueblo). Por desgracia, el castigo fue para la gente. Nos han desplazado de nuestra tierra", dijo.

"Honestamente no sé si podamos volver algún día a nuestra tierra, o si vamos a tener el mismo destino de los palestinos".

Putin pide un diálogo nacional

El régimen sirio está a punto de recuperar toda la ciudad de Aleppo, que estuvo bajo control de los rebeldes durante más de cuatro años.

Fuentes de CNN dijeron que algunas partes orientales de la ciudad están todavía bajo control de los rebeldes, pero el régimen ha hecho grandes avances en las últimas dos semanas.

Durante su visita a Japón, Putin dijo que había propuesto a los sirios conversaciones de paz durante una llamada telefónica al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, el jueves.

Sugirió que podrían celebrarse en Astaná, la capital de Kazajstán.

"El siguiente paso es ponerse de acuerdo sobre un cese del fuego en todo el país", dijo Putin a los reporteros.

"El mundo estará observando"

El presidente sirio, Bachar al Asad, celebró la "liberación" de Aleppo el jueves. Felicitó al pueblo sirio y dijo que "la historia está siendo escrita por todos los ciudadanos de Siria".

La declaración fue emitida en el canal de YouTube de la oficina de Asad.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, describió lo sucedido en Aleppo como "inconcebible".

"Sigue habiendo decenas de miles de vidas que ahora se concentran en un área muy pequeña de Aleppo, y lo último que alguien quiere ver -y el mundo estará observando- es que esa pequeña zona se convierta en otro Srebrenica", dijo.

El presidente turco dijo que aún quedaba una gran cantidad de personas en Aleppo oriental. "Espero que el proceso (de evacuación) no sea interrumpido", dijo, según la agencia estatal de noticias turca Anadolu.