(CNN Español) – Aún continúan las investigaciones y decisiones judiciales en el caso de Yuliana Samboní, la niña indígena de 7 años que fue violada y asesinada el pasado 4 de diciembre en Bogotá. La Fiscalía de Colombia anunció este miércoles que los hermanos de Rafael Uribe Noguera, acusado por este crimen, enfrentarán un proceso penal por presunto favorecimiento. En una rueda de prensa, el fiscal general Néstor Humberto Martínez reveló que el próximo viernes se les imputará el delito de favorecimiento a Francisco y Catalina Uribe Noguera.

"La Fiscalía General de la Nación ha continuado con todas sus indagaciones y en el día de ayer (martes) formuló solicitud de imputación por el delito de favorecimiento contra los hermanos" Francisco y Catalina Uribe, señaló Martínez. Y agregó que frente al tema del presunto ocultamiento en este caso, el ente acusador "sigue avanzando con el recaudo de pruebas y esa hipótesis investigativa no ha sido terminada".

Los hermanos de Rafael Uribe entraron y estuvieron en el apartamento donde se encontró el cuerpo sin vida de Yuliana, antes de que las autoridades llegaran al lugar, según han declarado. Francisco Uribe dijo en entrevista con la revista Semana el 18 de diciembre que él entró al apartamento a través de una terraza, pues Rafael no atendía los llamados que estaba haciendo Catalina desde la puerta para que los dejara ingresar y averiguar qué estaba pasando.

Según su relato, Francisco confronta a Rafael, le pregunta por la niña y en medio de esa conversación oye a su hermana Catalina discutir con el portero y le abre la puerta. Momentos después, le pregunta qué había consumido y él le responde que aguardiante y cocaína. Entonces es cuando, por recomendación de un abogado de confianza con el que habló por teléfono, Francisco decide llevar a Rafael a la clínica donde fue internado horas después del crimen por una sobredosis. En el trayecto hacia la clínica, cuando iban en un taxi, Rafael le confesó que había matado a Yuliana.

Según el Código Penal de Colombia, el delito de favorecimiento se refiere al "que tenga conocimiento de la comisión de la conducta punible, y sin concierto previo, ayudare a eludir la acción de la autoridad o a entorpecer la investigación correspondiente". Justamente, desde el principio de la investigación Martínez aseguró que la escena del crimen de Yuliana fue manipulada y que habría terceros tratando de obstruir la justicia. Por esa razón, los hermanos Francisco y Catalina debieron rendir un interrogatorio el pasado 9 de diciembre ante la Fiscalía.

Martínez confirmó que la intención de dicha audiencia era “escrutar hechos acaecidos con ocasión de este doloroso asesinato” porque es necesario indagar “por su presencia de modo, tiempo y lugar en el contexto del crimen que ocurrió”.

Ni Catalina ni Francisco Uribe Noguera se han pronunciado frente a esta decisión de la Fiscalía. Sin embargo, este último aseguró el pasado 9 de diciembre, a las afueras de la Fiscalía, que lamentaba profundamente el crimen del que fue víctima Yuliana Samboní."Estoy profundamente compungido, pedimos perdón por mi hermano", fueron sus palabras.

El 4 de diciembre, Yuliana Samboní fue raptada de su casa en un barrio marginal al oriente de la capital colombiana. Horas después su cuerpo fue encontrado en un apartamento de Rafael Uribe Noguera con signos de violencia.

Uribe Noguera, un arquitecto de 38 años, ya se encuentra tras las rejas y será acusado formalmente en los primeros días de enero. La Fiscalía, que radicó el escrito para la diligencia el pasado 15 de diciembre, ha dicho que pedirá una pena de 60 año de prisión por los delitos de feminicidio, acceso carnal violento y secuestro. Uribe Noguera no tendría ninguna clase de beneficio por tratarse de una víctima menor de edad.

Además, Rafael Uribe Noguera confesó su crimen luego de pedir ser escuchado nuevamente en una declaración ante los fiscales,según le comprobaron fuentes de la Fiscalía a CNN en Español. Ahora, el ente acusador buscará que el sospechoso ratifique esta revelación ante jueces en una audiencia para que tenga fuerza probatoria. En principio, y durante la audiencia de imputación ante un juez, Rafael Uribe había negado su participación en los hechos.

El pasado 12 de diciembre, el Instituto de Medicina Legal aseguró que, tras realizar la necropsia a Yuliana, encontró material genético de Rafael Uribe Noguera en su cuerpo. Según el director del centro forense, Carlos Valdés, los exámenes de laboratorio confirmaron “la relación que tuvo el señor Rafael Uribe con la muerte y el abuso sexual de la menor”. El primer informe de Medicina Legal arrojó que Yuliana murió estrangulada.

Las cámaras de seguridad que recopiló la Fiscalía han revelado el minuto a minuto de lo que ocurrió con Yuliana: “Desde el secuestro de la niña hasta los ingresos a los dos apartamentos (en los que el principal sospechoso Rafael Uribe Noguera habría estado) y los movimientos de todas las personas que intervinieron”, apuntó Martínez.