Tinya Lynn Lewis, ciudadana estadounidense que fue expulsada de Colombia. (Crédito: Migración Colombia)

(CNN Español) - Tinya Lyn Lewis deambulaba desde hace un mes por el Aeropuerto Internacional El Dorado. Frecuentaba los alrededores del oratorio en la terminal y le pedía a los viajeros dinero con el que compraba alimentos y pagaba su alojamiento en hoteles al occidente de Bogotá.

Así le confirmó dijo a CNN en Español Migración Colombia, organismo que este miércoles anunció que expulsaría a Lewis del país para llevarla a Estados Unidos.

"Tras realizar las verificaciones pertinentes, Migración Colombia logró establecer que la ciudadana norteamericana Tinya Lynn Lewis se encuentra de forma irregular en el territorio colombiano, toda vez que no realizó el proceso de control migratorio a su ingreso, vía terrestre, desde Ecuador", explica el comunicado de la organización.

La mujer ingresó de manera ilegal al territorio colombiano el 25 de octubre, según le dijo a las autoridades, y se trasladó a Bogotá. Desde hace cuatro semanas frecuentaba todos los días el aeropuerto.

Lewis les dijo a las autoridades colombianas que solicitaba ser trasladada a Jordania, algo que no puede realizar Migración Colombia, pues afirman que no hay una solicitud formal de ese país.

La estadounidense les ha dicho a los agentes de migración que es judía y que por eso desea ir a Israel para hacer su vida allí, según le dijo Migración a este medio. Por eso, según Lewis, quiere llegar a Jordania, y de allí trasladarse a ese país.

Este miércoles, después de varios intentos, dos empleados de Migración pudieron convencer a la mujer de que los acompañara a la Embajada de Estados Unidos, donde se comprobó que es ciudadana de ese país y se le emitió otro pasaporte.

Lewis será enviada a Estados Unidos, pero no bajo la figura de deportación, sino de expulsión, pues la estadounidense ya había infringido una restricción de viaje.

Ocurrió también en octubre de 2016, cuando Lewis ingresó a Cali, al occidente de Colombia, vía terrestre por Ecuador. El día 12 de ese mes fue deportada de vuelta a esa nación, el último país al que ingresó legalmente. Tras una deportación, a los viajeros se les prohíbe regresar al país donde cometieron la infracción por un periodo de 1 a 3 años. Lewis regresó en menos de 10 días, por lo que ahora será expulsada, y no podrá regresar a Colombia por al menos 5 años.

La mujer salió de Estados Unidos en 2012, cuando empezó un viaje a través de Centroamérica y luego visitó varios países en Sudamérica, según le dijo Migración Colombia a CNN en Español.