(CNN) - La misión de la FIFA de expandir la Copa del Mundo tiene un gran aliado en el Special One José Mourinho.

El actual manager del gigante de la Premier League inglesa Manchester United, Mourinho ha apoyado el plan del presidente de la FIFA, Gianni Infantino, para incrementar el tamaño del torneo de 32 a 48 equipos.

La cabeza del organismo rector del fútbol mundial hizo de esta idea el pilar fundamental de su campaña a elección en febrero del 2016 y es muy firme en su propósito de que el juego debe ser más incluyente.

Y ahora ha recibido el apoyo de Mourinho, un hombre que ha ganado títulos de liga en Portugal, España e Italia, y que ha conquistado dos veces la Liga de Campeones de la UEFA.

"Estoy totalmente a favor", le dijo Mourinho al sitio web de la FIFA. "Como manager de un club, si la expansión significa más partidos, menos festivos y menos pretemporada para los jugadores, diría que no". "Pero es muy importante que los críticos analicen y entiendan que la expansión no significa más partidos. Los jugadores están protegidos en este sentido".

Las propuestas de expansión de la FIFA

Actualmente, 32 equipos son divididos en ocho grupos de cuatro, con los dos primeros clasificándose para la ronda de eliminaciones de octavos de final.
El método de expansión preferido por la FIFA contempla que 48 equipos compitan en 16 grupos de tres, con los dos primeros yendo hacia el grupo de 32, donde la competición se convierte en una ronda de eliminaciones directas.

La propuesta será discutida y votada en la próxima reunión del Consejo de la FIFA el 9 de enero.

"Prefiero grupos de tres. Dos partidos para luego clasificarse a la ronda de eliminaciones o irse a casa", aseguró Mourinho.

"De esta manera, los dos partidos de grupo son cruciales, y luego está la ronda de eliminaciones, que da muchas más emociones. Los equipos con menos potencial y experiencia probablemente jugarán dos partidos y se irán a casa. Pero lo harán habiendo mejorado y ganado experiencia en el campo, lo que se añadiría a las ganancias económicas por clasificarse al torneo, entre ellas una mejor inversión en su infraestructura futbolística".

Mientras que Mourinho defienda la ampliación de la Copa del Mundo ampliada, algunos como Joachim Low, el mánager del Manchester City, Pep Guardiola y la organización que habla por los más grandes clubes europeos, han criticado la propuesta de la FIFA.

"La expansión redundaría en un increíble evento social"

Hay pocas opciones sobre la mesa. La propuesta original de Infantino de una ronda de eliminación para descartar 16 equipos antes de la etapa de grupos, y la Copa del Mundo con diez grupos de cuatro u ocho grupos de cinco serán considerados. La cuarta opción es mantener la Copa del Mundo tal como está.

Pero Mourinho piensa que entre más grande mejor, y que una Copa del Mundo ampliada beneficiará al fútbol en pequeños países y ayudará a crecer el juego.

"La expansión significa que la Copa del Mundo será aún más que un increíble evento social. Más países, más inversión en diferentes países en infraestructura, en fútbol juvenil", añadió Mourinho.

"Más naciones participando significa más pasión, más felicidad, más entusiasmo. Más países significa más africanos, asiáticos y americanos juntos".

"El fútbol se desarrolla en los clubes, así que no podemos esperar que el fútbol explote en términos de calidad en una Copa del Mundo. Este es un evento y el fútbol no puede renunciar a esta oportunidad para reflejar aún más la pasión de los hinchas".

Rechazada demanda por derechos humanos contra la FIFA

Entretanto, una corte suiza ha rechazado reclamaciones de que la FIFA sea conjuntamente responsable de violaciones a los derechos humanos de los trabajadores que están llevando a cabo su labor en proyectos de la Copa del Mundo del 2022 en Qatar.

La demanda fue presentada por la Confederación Holandesa de Sindicatos (FNV, por sus siglas en holandés) en representación de un trabajador inmigrante de Bangladesh, Nadim Sharaful Alam, pero ha sido rechazada por la Corte Comercial de Zúrich.

La FNV, el Congreso de Sindicatos de Bangladesh y la Federación de Trabajadores de la Construcción y la Madera del país asiático respaldaron la acción en favor de la salvaguardia de los derechos de los trabajadores migrantes y de las "reformas laborales adecuadas y eficaces en Qatar, que realmente se aplican".

También han hecho un llamado para abolir el sistema Kafala, una práctica común en el Medio Oriente por la cual los trabajadores migrantes confían en sus empleadores para el patrocinio de visados y el mantenimiento del estatus legal.

Una nueva ley Kefala entró en vigor en diciembre, diseñada para relajar las regulaciones para los residentes que cambian de empleos y abandonan Qatar, pero Amnistía Internacional dijo que los cambios "apenas rayaban la superficie de la explotación laboral".

La Oficina de Comunicaciones del gobierno de Qatar negó vehementemente los reclamos de Amnistía Internacional mediante un comunicado. "Estamos comprometidos a desarrollar un sistema de trabajo que sea justo tanto para empleadores como para empleados".

En un pronunciamiento enviado a CNN, la FIFA aseguró que "se toma seriamente el tema de las condiciones de trabajo y los derechos humanos en conexión con la Copa del Mundo de Qatar 2022".

"La FIFA monitorea la situación muy de cerca y, como recientemente dijo el presidente Infantino, continuaremos urgiendo a las autoridades cataríes para que garanticen condiciones de trabajo seguras y decentes para los obreros".