(CNN) - Es una decisión dividida que podría salvar tu vida en un atentado: ¿huyes o te haces el muerto?

La respuesta, según la nueva dirección de la Oficina de Seguridad Nacional Contra el Terrorismo del Reino Unido (NACTSO, por sus iniciales en inglés), es correr o esconderte detrás de "ladrillos sólidos" o "paredes fuertemente reforzadas".

Lo cual con frialdad, podría sonar bastante intuitivo. Excepto que, para algunas de las personas que fueron alcanzadas en los ataques de Bruselas, no lo era.

MIRA: Masacre en escuela de la Florida: sobrevivientes relatan el horror

Esta guía fue publicada después de los ataques de noviembre de 2015 en París en los que, según se dice, algunos se acostaron y permanecieron quietos, mientras los terroristas le disparaban indiscriminadamente a la multitud.

Si te llegaras a encontrar en medio de un ataque, el informe aconseja seguir tres principios:

1) Corre: Identifica la ruta más segura y escapa si puedes. Insiste en que otros vayan contigo y dejar tus pertinencias atrás.

2) Escóndete: Si no puedes correr, entonces escóndete. Trata de encontrar un escondite seguro, idealmente detrás de paredes fuertemente reforzadas. Y recuerda que las balas pueden atravesar el vidrio, la madera, el ladrillo y el metal. También asegúrate de que los teléfonos celulares estén en silencio.

3) Cuenta: Una vez que puedas hacerlo, llama a la policía y dales tanta información como sea posible: ¿dónde están los sospechosos y cómo lucen? ¿Cuántas personas quedan dentro del edificio?

Saber qué hacer podría salvar tu vida y la de otros.

 

Nota del editor: Este texto fue publicado inicialmente en noviembre de 2015 tras los atentados de París.