Imagen del portaaviones Almirante Kuznetsov de 2005 (ALEXEY PANOV/AFP/Getty Images)

(CNN) - Rusia ha empezado a retirar sus fuerzas militares de Siria, empezando por grupo de buques de guerra, informó este viernes la agencia de noticias estatal rusa TASS.

Los buques encabezados por el único portaaviones ruso, el Almirante Kuznetsov, serán los primeros en salir de la zona de conflicto, dijo TASS citando al jefe de la Fuerzas Armadas de Rusia, el general Valery Gerasimov.

No está claro si los aviones de guerra del Kuznetsov también regresarán o se quedarán en Siria.

Esta retirada inicial de tropas se produce en medio de un alto el fuego en todo el país, negociado a finales del año pasado, entre Rusia, Turquía y el Gobierno sirio, así como Irán y los grupos rebeldes sirios, y que se mantiene en gran medida en todo el país, según las Naciones Unidas.

Los ataques aéreos de Rusia desde 2015, en apoyo de las fuerzas del presidente sirio Bachar al Asad, han sido cruciales para que el régimen obtuviera una gran ventaja en el conflicto que dura casi seis años, logrando en diciembre retomar el control de la ciudad clave de Aleppo, en manos de los rebeldes desde 2012.

La decisión de reducir la presencia militar rusa en Siria fue tomada por el presidente Vladimir Putin tras la recomendación de su ministro de Defensa, Sergei Shoigu, el 29 de diciembre, según la agencia estatal Sputnik.

Si el cese del fuego se mantiene, las negociaciones de paz están programadas para llevarse a cabo a finales de enero en Kazajstán.

Pero los grupos rebeldes se han quejado de "violaciones del régimen sirio" desde que el alto el fuego entró en vigor el 30 de diciembre y advirtieron que podrían boicotear las conversaciones si las violaciones al cese del fuego continúan.