(CNNMoney) - La decisión de BuzzFeed de publicar memos no verificados que decían que agentes de Rusia tienen información personal y financiera comprometedora sobre el presidente electo Donald Trump ha desatado un fuerte debate sobre la ética y la responsabilidad de los periodistas.

En la noche del martes, BuzzFeed publicó un documento de 35 páginas compilado por un exagente de inteligencia británico. Esa publicación apareció poco después de que CNN revelara una sinopsis de dos páginas de los contenidos de dicho documento, que había sido incluida como un anexo en los materiales clasificados presentados la semana pasada a Trump y al presidente Barack Obama. Entre otras cosas, el documento —la compilación de memos preparados por el exagente— describe que rusos presuntamente le dieron información sobre Trump y el presidente Vladimir Putin al exagente.

Pero mientras CNN y otros medios no publicaron los detalles específicos de los memos porque no pueden verificarlos de forma independiente, BuzzFeed los publicó completos. (Después de la publicación de BuzzFeed, The New York Times agregó algunas de las acusaciones contenidas en ellos en su artículo sobre el tema).

"El dosier, que es una colección de memos escritos durante un periodo de meses, incluye acusaciones específicas, no verificadas y potencialmente no verificables del contacto entre asesores de Trump y agentes rusos, y acusaciones gráficas de actos sexuales documentados por los rusos", dice el artículo de BuzzFeed que acompaña el documento.

"BuzzFeed News publica el documento completo para que los estadounidenses puedan tomar sus propias conclusiones frente a las acusaciones sobre el presidente electo que han circulado en los más altos niveles del gobierno de EE.UU.", añade el artículo.

El miércoles, el CEO de BuzzFeed Jonah Peretti defendió la decisión, diciendo que la colección de memos es "un documento de interés periodístico".

BuzzFeed es propiedad parcial de NBCUniversal, que tiene una participación minoritaria en la compañía —alrededor de 25%— a través de una inversión de 400 millones de dólares. BuzzFeed también es dueño de las operaciones de noticias de NBC, que son totalmente independientes. Un portavoz de NBCUniversal se negó a comentar la decisión de BuzzFeed.

La publicación de los memos fue inmediatamente criticada por otros periodistas, incluyendo algunos que se manifestaron preocupados porque la decisión de BuzzFeed de divulgar documentos no verificados le daría a Trump una ventana para desestimar todos los interrogantes sobre esta información.

"No sé acerca de la ética, pero ahora Trump tiene una salida fácil", tuiteó Mark Horowitz, un periodista veterano que ha trabajado con The New York Times. "Responde ferozmente a la filtración floja de BuzzFeed leak, no al artículo serio de CNN".

LEE: Respuesta de CNN a la acusación de Trump de que nuestra información es falsa

"En Twitter, información no verificada en un memo está opacando este reportaje sólido de CNN", observó Jonathan Chait de la revista New York.

"Esto parece absurdo, espantoso, oportunista y carente de ética básica en todos los niveles", escribió el columnista Michael Wolff. "La ética es simple: no deberías publicar lo que no sabes que es verdad".

En un memo a su personal, el editor jefe de BuzzFeed Ben Smith explicó que él decidió publicar los memos porque "la presunción de BuzzFeed es ser transparente en nuestro periodismo y compartir lo que tenemos con nuestros lectores".

De hecho, minutos después Trump envió el siguiente tuit: "NOTICIAS FALSAS. ¡UNA CACERÍA DE BRUJAS POLÍTICA TOTAL!". Luego, tuiteó un artículo del sitio web conservador Lifezette que simpatiza con Trump  sobre la publicación, añadiendo parte del titular: "'BuzzFeed publica acusaciones no verificables de Trump-Rusia' #NoticiasFalsas".

WikiLeaks, que recientemente ha estado a la par con el presidente electo criticando a los medios estadounidenses, también desestimó los memos: "El PDF de 35 páginas publicado por Buzzfeed sobre Trump no es un reporte de inteligencia", tuiteó la organización. "Estilo, datos y fechas no muestran ninguna credibilidad".

Michael Cohen, un abogado de Trump, también desestimó una parte de los memos que dice que él se reunió en secreto con autoridades del Kremlin en Praga en agosto de 2016.

"Nunca he estado en Praga en mi vida", tuiteó Cohen.

En una conversación telefónica con CNNMoney, Cohen dijo que nunca ha estado en esa ciudad, y dijo que durante el mes de agosto estuvo en Nueva York y en Los Ángeles.

Cuando se le preguntó si pretendía tomar acción contra BuzzFeed por este reporte, dijo: "Actuaré conforme a asesoramiento".

En una entrevista, Smith le dijo a CNNMoney que BuzzFeed tenía a un reportero en Praga y que intentó confirmar independientemente si Cohen había estado ahí. No obstante, Smith se negó a responder la versión de Cohen de que nunca ha estado en la ciudad.

Sin importar la veracidad de los memos, en cuestión de minutos de la publicación de BuzzFeed, algunos de los detalles más colorido de los documentos ya eran tendencia en Twitter.