(CNN Español) - El presidente Barack Obama ordenó el fin de la política "pies secos / pies mojados", que le permitía a los cubanos que llegaran a Estados Unidos -sin visa- convertirse en residentes permanentes, anunció este jueves el gobierno estadounidense.

Obama dijo en un comunicado que con esta medida  los inmigrantes cubanos serán tratados de la misma forma que los del resto del mundo, mientras que el gobierno cubano dijo que es un "paso importante".

Los cubanos sin visa serían repatriados.

La política es una normativa derivada de la Ley de Ajuste Cubano, de 1996, una ley que sigue vigente.

La política se aplica únicamente para los cubanos. Otros inmigrantes que intentan entrar a Estados Unidos sin visa enfrentan arresto y deportación.

La decisión es probablemente la última medida de Obama como parte de una serie de acuerdos históricos con Cuba. En 2014, Obama restableció las relaciones con la isla tras medio siglo de distanciamiento.

La eliminación de esta política era una demanda de Cuba. La Habana ha dicho por mucho tiempo que esa política motiva a los cubanos a hacer cruces peligrosos de Cuba a Florida.

LEE: Así funciona el tráfico de jugadores cubanos hacia las Grandes Ligas de Béisbol

El Departamento de Seguridad Nacional también eliminó la política para los médicos cubanos conocida como el Programa para Profesionales Médicos Cubanos, dijo un alto funcionario del gobierno estadounidense. De ahora en adelante la política será considerar las solicitudes para ese beneficio de la misma forma en que lo hace con las solicitudes de ciudadanos de otros países.

El Departamento de Seguridad Nacional también eliminará la exención que antes impedía el uso de procedimientos acelerados de expulsión de cubanos detenidos en puertos de entrada o cerca de la frontera.

El Programa de de Reunificación Familiar de Cubanos no es afectado por este anuncio y se mantiene vigente, dijo la fuente.

Obama: el mismo trato para todos

"Al tomar esta medida, estamos tratando a los inmigrantes cubanos de la misma forma en que tratamos a los inmigrantes de otros países", escribió Obama en un comunicado el jueves.

"Estados Unidos, una nación de inmigrantes, ha sido enriquecida por las contribuciones de cubanoestadounidenses durante más de un siglo", añadió. "Desde que asumí la presidencia, hemos puesto a la comunidad cubanoestadounidense en el centro de nuestra política. Con este cambio seguiremos dándole la bienvenida a los cubanos así como les damos la bienvenida a los inmigrantes de otras naciones, de forma consistente con nuestras leyes".

Raúl Castro, presidente de Cuba y Barack Obama, de EE.UU. se reunirán en Nueva York por segunda vez.

Raúl Castro, presidente de Cuba y Barack Obama, de EE.UU. se reunirán en Nueva York por segunda vez.

Cuba celebra la medida

El gobierno de Cuba emitió una declaración, difundida por los medios estatales, en la que dice que se trata de "un importante paso en el avance de las relaciones bilaterales" este jueves "con la firma de un acuerdo entre los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos, que entró en vigor ese propio día, dirigido a garantizar una migración regular, segura y ordenada".

"Con este acuerdo se elimina la comúnmente conocida como política “pies secos-pies mojados” y el programa de admisión provisional (parole) para profesionales cubanos de la salud, que Washington aplicaba en terceros países".

El comunicado del gobierno cubano dice que "un nuevo acuerdo migratorio con los Estados Unidos" busca "solucionar los graves problemas que continuaban afectando las relaciones migratorias, a pesar de la existencia de acuerdos bilaterales en este ámbito".

"La República de Cuba ratifica su compromiso en garantizar la migración regular, segura y ordenada, así como en cumplir cabalmente este nuevo acuerdo para lo que se han tomado internamente las medidas correspondientes", concluye el comunicado.

Las cifras

Según el Centro de Investigación Pew, en Estados Unidos viven 2 millones de personas con ascendencia cubana, convirtiéndose en el tercer grupo de origen hispano más grande en este país, después de los mexicanos y puertorriqueños.

Sólo en los primeros 10 meses del año fiscal 2016, llegaron 46.635 cubanos a Estados Unidos, a través de los puertos de entrada. Una cifra que superó a las 43.159 personas de esa nacionalidad que se registraron en 2015 y que marcaron el significativo incremento de un 78%, en comparación al 2014, cuando llegaron 24.278 cubanos al país estadounidense.

Aún así, los números registrados en 2014 ya presentaban un aumento dramático después de que el gobierno cubano levantara las restricciones de viaje en ese año. Lo que evidencia que los totales de estos años fueron bastante superiores al año fiscal de 2011, cuando 7.759 cubanos entraron a Estados Unidos.

LEE: Obama levanta restricción sobre tabaco y ron de Cuba

Además, según registros de la Guardia Costera de Estados Unidos, al menos 1.806 cubanos intentaron migrar hacia territorio estadounidense por vía marítima, desde el primero de octubre. Y para el año fiscal de 2016, se registraron 7.411 personas intentando llegar ilegalmente. “Estas estadísticas representan el número total de interdicciones, llegadas e irrupciones en el Estrecho de Florida, el mar Caribe y el Atlántico, reportó la autoridad.

La Guardia Costera también informó que, desde el pasado 30 de diciembre, ha repatriado a 150 inmigrantes cubanos a Bahía Cabañas. Sólo este martes fueron 74. “Desalentamos a cualquiera a que se embarque al mar e intente llegar ilegalmente a suelo estadounidense – están arriesgando sus vidas con muy pocas posibilidades de éxito", dijo el capitán Mark Gordon, jefe de la policía del Séptimo Distrito de la Guardia Costera. Y recordó que "navegar por el Estrecho de la Florida puede ser extremadamente peligroso para los que no están preparados en viajes ilegales y con frecuencia conduce a lesiones o la muerte".