(CNN) - La Cámara de Representantes de Estados Unidos comenzó este viernes el proceso de desmantelamiento de la ley de salud del presidente Barack Obama, conocida como Obamacare, al aprobar una resolución de presupuesto, principalmente por una disciplina de voto partidista.

La votación quedó 227 – 198, a favor de la derogación de la ley.

Este jueves había pasado lo mismo en el Senado, con una votación 51-48 a favor de la derogación.

Ahora, los republicanos en el Capitolio podrán utilizar el proceso conocido como “reconciliación del presupuesto” para dar marcha atrás a la mayor parte de la ley de atención en salud. Los líderes republicanos más importantes también han dicho que planean reemplazar el Obamacare por la misma vía, pero todavía están debatiendo los detalles de cómo lo harán.

obamacare

 ¿Cuál sería el reemplazo?

El republicano Paul Ryan, reelegido la semana pasada como presidente de la Cámara de Representantes, dijo que los republicanos estaban ahora en una “misión de rescate” para arreglar la masiva ley de salud.

“Puede que no ayude, pero pensemos en cuando estábamos debatiendo esta ley, en el 2010. Como miembro de la minoría, me paré aquí mismo y pedí a la mayoría que no lo hiciera. No tomen algo tan personal como el cuidado de la salud para convertirlo en un gran experimento de este gobierno. No hagan algo tan arrogante y tan contrario a nuestros principios fundacionales”, dijo Ryan.

“Colegas: este experimento ha fracasado. Esta ley está colapsando mientras hablamos. Y tenemos que hacer algo antes de que las cosas se pongan peores. Esto es nada menos que una misión de rescate”, añadió.

La líder de la minoría demócrata Nancy Pelosi -quien permitió la aprobación de la ley en el 2009 y en el 2010 cuando los demócratas controlaban la Cámara de Representantes- acusó a los republicanos de tratar de “cortar y correr” con los seguros de salud de la gente y argumentó que los republicanos también terminarán recortando los beneficios del Medicare.

“El plan de reemplazo republicano es cortar y correr: cortar beneficios, cortar inversiones y hospitales que cuidan a nuestra gente, cortar trabajos. Eso no es ningún cambio positivo”, dijo Pelosi. “No nos vamos a identificar con el cortar y correr, cortando beneficios, reduciendo el número de los que están cubiertos y cortando los ahorros que hemos hecho en este campo”.

Al utilizar el proceso presupuestal, los republicanos están aprovechando el mismo proceso que los demócratas utilizaron siete años atrás para pasar esa ley, usando una norma especial de presupuesto que les permite esquivar los obstáculos que tengan en el Senado.

¿Por qué es tan difícil reemplazar el Obamacare?

Pero esa estrategia solo funciona para medidas fiscales en la ley de atención en salud -como los créditos impositivos- y deja sin tocar algunos de los aspectos más populares de la ley, como el de permitir que los hijos se queden en el plan de los padres hasta que tengan 26 años.

El voto despejará el camino para que los republicanos comiencen a trabajar en la derogación de la ley, pero el Capitolio está sumido en un debate más amplio sobre cómo y cuándo los republicanos reemplazarán esa ley.

El debate sobre el reemplazo ha expuesto algunas divisiones en el Partido Republicano, que ahora controla la Casa Blanca y ambas cámaras del Congreso, la misma posición que los demócratas tenían hace siete años.

Algunos republicanos conservadores, incluyendo miembros del pequeño pero muy influyente House Freedom Caucus (Comité para la Libertad de la Cámara de Representantes) se mostraron frustrados por la medida, al citar preocupaciones sobre el calendario para reemplazar el Obamacare y la ausencia de un recorte de gastos en el presupuesto votado.

De la misma manera, otros miembros moderados del partido han mostrado preocupación por la medida tomada para derogar la ley sin planes detallados de reemplazo.

Millones de estadounidenses podrían perder su seguro de salud si el Obamacare es reversado antes de que sea reemplazado por otro plan.

La preocupación sobre el presupuesto llevó al senador por Kentucky Rand Paul a votar en contra de su partido y del proyecto en el Senado, aunque los republicanos todavía tienen los votos suficientes para pasarlo. La dirección del partido insiste en que la resolución es solo un primer paso para el presupuesto, y no tiene los números finales.

Pero cualquier medida de reemplazo que no tenga en cuenta el presupuesto tendrán que contar con 60 votos en el Senado, algo que requiere el apoyo de los demócratas, dado que los republicanos solo tienen una mayoría de 52 sillas.

Los republicanos también tienen varios planes que compiten entre sí para reemplazar el Obamacare, y el número dos del partido en el Senado, John Cornyn, ha dicho que deberían optar por mover pequeñas piezas de la legislación y no por una reforma general para reemplazar toda la ley.

Ryan le dijo a Jake Tapper, de CNN, que el objetivo es cambiarlo todo al mismo tiempo.

“Queremos hacer esto al mismo tiempo, y en algunos casos con el mismo proyecto”, dijo Ryan. “Así que queremos avanzar e la derogatoria de la ley y en su reemplazo al mismo tiempo”.