(CNN) – La relación del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, con Rusia nunca había vivido un escrutinio tan intenso… hasta esta semana. Además, por primera vez, las posiciones de quienes ocuparán los cargos más altos de su gabinete, y servirán a su lado, también están en medio de la atención pública.

Mientras los nominados por Trump para secretario de Defensa, secretario de Estado y director de la CIA fueron puestos a prueba en las audiencias de confirmación de esta semana, también salieron a la luz importantes diferencias entre cómo ven a Rusia estos candidatos y las opiniones del propio presidente electo.

El líder de la Cámara de Representantes, Paul Ryan –cuyo apoyo será vital para Trump al momento de impulsar importantes cambios políticos– también parece estar una página diferente al presidente cuando se trata del enemigo tradicional de Estados Unidos y su mandatario Vladimir Putin.

Este viernes, en una publicación de Twitter, Trump desestimó estas diferencias aparentes diciendo que quería que los nominados a su gabinete “sean ellos mismos y expresen sus propias opiniones, ¡no las mías!”.

Sobre la presunta intromisión de Rusia en las elecciones

La posición de Trump: por meses, el presidente electo negó el papel de Rusia en la campaña de hackeos y desinformación, que habría sido diseñada para influir en las elecciones. Sin embargo, en la rueda de prensa de este miércoles finalmente reconoció que, según pensaba, Moscú podría ser responsable de la piratería informática: “Creo que fue Rusia”, aseguró. Pero minimizó su importancia culpando al Comité Nacional Demócrata y diciendo que Putin no haría tales acciones bajo la administración Trump.

“El informe de “inteligencia” sobre el tan llamado “'hackeo' ruso” fue retrasado hasta el viernes, tal vez se necesitaba más tiempo para construir un caso. ¡Muy extraño!".

La posición del nominado a secretario de Estado: Rex Tillerson le dijo al Comité de Relaciones Exteriores del Senado que no había recibido ningún informe sobre la supuesta piratería informática de Rusia. Sin embargo, estuvo de acuerdo con que es una “suposición justa” pensar que Putin pudo haber autorizado los ataques.

La posición del líder de la Cámara de Representantes: Paul Ryan escogió una dura línea frente a Rusia, aseverando que Estados Unidos debía “mejorar su estrategia” y adoptar “una política de compromiso más fuerte con Rusia, por supuesto, en todos los ámbitos”.

“Está mal el hecho de que un gobierno extranjero tratara de entrometerse en la elección de otro país”, dijo Ryan en una reunión municipal patrocinada por CNN en Washington. También pidió sanciones más estrictas contra Rusia.

De hecho, se refirió a este país como una "amenaza global dirigida por un hombre que es amenazante".

“Vladimir Putin no comparte nuestros intereses”, señaló Ryan. “Él frustra nuestros intereses. Él vulnera a sus vecinos… Él no es democrático. Yo realmente creo que muchas de las cosas que está haciendo son para tratar de deslegitimar otras democracias, de tal manera que su ilegítima democracia no se vea como tal cuando es comparada”, insistió.

Sobre Rusia y la comunidad de inteligencia de Estados Unidos

La posición de Trump: cuando se trataba de los reclamos por la supuesta interferencia rusa en las elecciones de 2016, por meses el presidente electo pareció darle más crédito a este país y a los sitios web de terceros, como WikiLeaks, que a la comunidad de inteligencia de su propia nación. Puede que este miércoles Trump haya estado de acuerdo por primera vez con la evaluación de las agencias de Estados Unidos, pero aún así acusó, con un dejo de amargura, a la comunidad de inteligencia de haber filtrado las denuncias que emergieron esta semana y que, al parecer, vinculaban a Trump con Rusia.

“Las agencias de inteligencia nunca debieron permitir que esta falsa noticias se “filtrara” al público. Fue un último disparo contra mí. ¿Estamos viviendo en la Alemania Nazi?"

La posición del nominado a director de la CIA: el representante Mike Pompeo se comprometió a proteger la agencia de la influencia política, en un momento en el que Trump ha criticado fuertemente a esta comunidad.

Pompeo le explicó al Comité de Inteligencia del Senado que recibió con los brazos abiertos un informe completo de la comunidad de inteligencia sobre las infracciones rusas recopiladas a principios de este mes.

“Frente a este reporte en particular queda bastante claro lo que pasó aquí, sobre la participación de Rusia en los esfuerzos en hackear la información y tener un impacto en la democracia de Estados Unidos", explicó Pompeo en su cuestionario. “Esta fue una acción agresiva tomada por altos dirigentes dentro de Rusia”, señaló.

El representante también agregó que Rusia vería el debate despertado en Estados Unidos como algo “para su beneficio”.

La posición del líder de la Cámara de Representantes: Ryan cree que la inteligencia –incluida la sinopsis de dos páginas con afirmaciones no verificadas de que agentes de Rusia aseguran tener información personal y financiera sobre Trump– “ha sido politizada”.

Sin embargo, defendió a la inteligencia diciendo sobre Trump: “Creo que va a aprender que en la comunidad hay muchos hombres y mujeres excelentes, que arriesgan su vida para mantenernos a salvo”:

En un guiño a las quejas del presidente electo porque algunas organizaciones de noticias publicaron detalles sin confirmar, Ryan explicó: “Entiendo completamente por qué está frustrado cuando ocho, nueves días antes de su toma de posesión toda esta basura es arrojada” .

CNN no publicó ni sacó al aire ninguno de los detalles no corroborados del memo.

Sobre Rusia y la OTAN

La posición de Trump: El presidente electo ha cuestionado reiterativamente la utilidad de la OTAN y la contribución financiera de sus miembros a la alianza, algo que a ojos de muchos es un baluarte contra las potenciales agresiones de Rusia. Trump ha prometido tener mejores relaciones con este país, que a su vez ve la acumulación de tropas de la OTAN cerca de su frontera como una amenaza creciente.

“¡Mi declaración sobre que la OTAN es obsoleta y desproporcionadamente cara (e injusta) para Estados Unidos, por fin está recibiendo aplausos”.

La posición del nominado a secretario de Estado: el general (r) James Mattis, excomandante supremo y aliado de la OTAN, expresó su apoyo inequívoco a la alianza y dijo que así se lo había comentado a Trump.

“La OTAN, desde mi perspectiva… es sin duda la alianza militar más exitosa en la historia del mundo moderno y, probablemente, de siempre, sostuvo Mattis. “He tenido conversaciones con él sobre este tema y se ha mostrado abierto, hasta el punto de preguntar y profundizar en el tema de por qué siento esto tan fuerte”, agregó.

Mattis describió la agresión de Rusia como uno de los asuntos de seguridad más grandes desde la Segunda Guerra Mundial y dijo que él limitaría las oportunidades de cooperación con Moscú.

“Creo que lo más importante en este momento es que reconozcamos la realidad con la que estamos lidiando con el señor Putin”, afirmó.

“Reconocemos que él esta tratando de romper la alianza del Atlántico Norte y que damos los pasos integrados, diplomáticos, económicos, militares y los pasos de la alianza, trabajando con nuestros aliados, para defendernos lo que debemos”, concluyó.

Sobre la intervenciones militares de Rusia:

La posición de Trump: durante su campaña, el presidente electo sugirió que consideraría reconocer la soberanía rusa sobre la península de Crimea, anexada de Ucrania en 2014. También mencionó la posibilidad de unirse a Rusia para eliminar algunos grupos en Siria, como ISIS. Las acciones de Rusia en Ucrania y Siria han sido ampliamente condenadas por la administración de Obama y sus aliados.

“El presidente Obama le acaba de decir al presidente Putin lo importantes que han sido los golpes aéreos contra ISIS. ¡SE LOS DIJE!"

La posición de Tillerson: El director ejecutivo de ExxonMobil marcó una línea general más dura con respecto a Moscú de lo que ha hecho Trump hasta el momento. “Rusia debe saber que seremos responsables ante nuestros compromisos y los de nuestros aliados y que debe responder por sus acciones”.

Tillerson criticó la anexión de Crimea por parte de Rusia y se refirió a ella como una "acción ilegal" –algo que Trump no ha hecho– y dijo que incluso habría enviado a Ucrania armas defensivas contra Rusia.

Sin embargo, el nominado a secretario de Estado admitió que sólo había hablado con el presidente electo acerca de asuntos mundiales generales y que aún no habían discutido la política rusa, “todavía no ha ocurrido”, le explicó al panel del Senado.

La posición de Pompeo: el candidato a dirigir la CIA aseguró que Rusia “se ha reafirmado agresivamente, invadiendo y ocupando Ucrania, amenazando a Europa y no haciendo nada para ayudar en la destrucción y derrota de ISIS".

Sobre mejorar las relaciones con Rusia

La posición de Trump: el presidente electo se ha comprometido a mejorar las relaciones con Rusia. Frecuentemente ha elogiado a Putin, incluso hace poco aseguró: "siempre supe que era muy inteligente”, después de que el mandatario ruso decidiera no expulsar a los diplomáticos estadounidenses, en un movimiento que se alejó del “ojo por ojo”. Este miércoles, Trump afirmó que “si a Putin le gusta Donald Trump, adivinen qué, gente, eso se llama un activo no un pasivo. No sé si me voy llevar bien con Vladimir Putin –espero hacerlo–, pero hay muchas posibilidades de que no sea así”.

“Tener una buena relación con Rusia es algo positivo, no negativo. ¡Solo la gente “estúpida” o los tontos creerían que es malo!”.

La posición de Mattis: el general retirado aseguró que el compromiso con Moscú debería continuar –así como siguió incluso en la Guerra Fría– pero que tenía "expectativas muy modestas en áreas de cooperación con Putin".

Y agregó: "Estoy a favor del compromiso, pero también tenemos que reconocer la realidad y lo que Rusia está haciendo. Hay un número cada vez más bajo de áreas en las que podemos cooperar y un número creciente de áreas en las que vamos a tener que enfrentar a Rusia ".

¿Qué ha dicho Rusia?

En repetidas ocasiones, Rusia ha negado cualquier participación en la piratería informática relacionada con las elecciones en Estados Unidos.

El portavoz de Putin, Dmitry Peskov, también rechazó las denuncias que surgieron esta semana acerca de que el Kremlin tenía en su poder material comprometedor sobre el presidente electo.

"No, el Kremlin no tiene 'Kompromat' en Trump", dijo en una conferencia telefónica con periodistas este miércoles. "La información no corresponde a la realidad y es completamente una ficción”, insistió.

Peskov añadió: "Es evidente que quienes están detrás han creado histeria y tratan de apoyar un caza de brujas, y el presidente electo Trump mismo lo describió así”.

Este jueves, en una conferencia telefónica reiteró que debería haber más respeto mutuo entre Rusia y Estados Unidos.

"El presidente Putin, con sus acciones y sus declaraciones, ha mostrado clara e indudablemente la disposición que tiene para respetar a nuestros socios, pero este respeto solo puede ser mutuo, no unilateral", explicó.

Peskov también respondió a la declaración de Tillerson sobre la anexión rusa de Crimea de Ucrania: “Esta es su posición y la tomaremos en consideración”. También sostuvo que "por supuesto, Rusia continuará explicando pacientemente el asunto (para él). Tampoco estamos de acuerdo con la expresión de Tillerson”.

Nicole Gaouette, Tal Kopan, Eric Bradner y Ashley Killough contribuyeron a este reporte.