(CNN) - El gobierno británico presentó este jueves formalmente —por primera— vez los detalles de su estrategia para la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

El documento de 77 páginas, conocido como el Libro blanco, fue publicado un día después de que los legisladores votaran abrumadamente a favor de una ley que le dará la autoridad a Theresa May de invocar el artículo 50 del Tratado de Lisboa sobre el proceso formal de dejar la Unión Europea.

El Libro blanco contiene pocas pistas sobre la estrategia del gobierno que no fueron evidenciadas en el discurso de la primera ministra ante el Parlamento el pasado mes de enero. Sin embargo, May desarrolló un plan de 12 puntos.

El Libro blanco dice que:

Reino Unido buscará una “nueva sociedad estratégica” con Europa que pueda adoptar “elementos” del mercado único de negociación.

El gobierno espera un "pronto" estatus para de los 2,8 millones de ciudadanos de la Unión Europea que viven en el Reino Unido.

Su “objetivo” sería proteger la zona de viaje común que existe entre Irlanda del Norte, que forma parte del Reino Unido, y la República de Irlanda, que permanecerá en la Unión Europea.

En un prólogo del Libro blanco, May dijo que Gran Bretaña se acercó a las negociaciones anticipando el éxito, no fallar.

“La Cámara de los Comunes votó de manera abrumadora para que podamos seguir adelante. Y la gran mayoría de las personas quiere que sigamos con eso”, dijo May.

David Davis, el secretario de Estado para la salida de la Unión Europea, dijo a la Cámara de los Comunes que el libro blanco confirmaba que la posición negociadora del Reino Unido se basaría en los mismos 12 objetivos establecidos por May en su discurso del mes pasado.

Davis enfatizó que Gran Bretaña quiere que “la Unión Europea tenga éxito política y económicamente” y dijo abordaría las negociaciones con el “espíritu de buena voluntad” y para beneficio mutuo de ambas partes.

Davis: ‘No estamos echando a la gente de Gran Bretaña’

Presionado por el portavoz del opositor laborista Keir Starmer, Davis dio que los ciudadanos de la Unión Europea no serán forzados a dejar el Reino Unido.

Davis dijo que quería que los ciudadanos de la Unión Europea retengan “todos los derechos que actualmente tienen”, pero que el estatus de un millón de británicos que viven en la Unión Europea también debe ser protegido.

“Tenemos una deuda moral con los ciudadanos de la Unión Europea aquí y tenemos una deuda moral y legal con los ciudadanos de Gran Bretaña que están en el extranjero… y los protegeremos ambos”.

En el documento del brexit, el gobierno dijo que ese tema era una de las primeras prioridades, e indicó una frustración con otros Estados de la Unión Europea con los que aún no había lidiado.

“Al gobierno le habría gustado resolver este tema con miras a las negociaciones formales”.

El gobierno también dijo en el Libro blanco que tendría como objetivo asegurar elementos del mercado único, el espacio común de comercio que permite un comercio libre de aranceles entre los Estados miembros.