(CNN Español) - Un museo en honor a la "Revolución Democrática y Cultural" de más de 10.000 metros cuadrados y una inversión de más de 7 millones de dólares, fue inaugurado la semana pasada en Bolivia. Allí se exhibirán, entre otros, todos los regalos que ha recibido el presidente Evo Morales en 11 años de gobierno, según informa la Agencia Boliviana de Información, ABI.

El museo fue inaugurado el pasado 2 de febrero en la localidad de Orinoca, en el departamento de Oruro (a unos 400 kilómetros al sur de La Paz), en el pueblo natal del presidente Morales, quien asistió vestido con prendas típicas de su país y un sombrero alusivo a su reelección presidencial para el periodo 2020-2025.

El público vio a un Morales emocionado que tuvo que suspender su discurso en medio de las lágrimas.

En el museo se exhibe una colección de camisetas de equipos de fútbol de Morales, su colección de sombreros tradicionales y hasta un charango con el rostro del mandatario, además de una estatua de tamaño real del presidente con la banda y la medalla presidencial, un obsequio de la alcaldesa del municipio de Escara, Betty Zenteno, obra del artista local Rolando Rocha, según reporta ABI.

Además reposan objetos del periodo colonial y precolonial del país y de las luchas de los movimientos indígenas durante la colonia, según ABI, que añade que los recursos de este lugar fueron puestos por el Ministerio de Economía de ese país.

La creación del museo fue aprobada en 2006, cuando Morales llegó al poder. En ese entonces, Orinoca fue declarado como patrimonio histórico nacional y la casa en la que nació el presidente, monumento histórico, según la agencia de noticias boliviana.

Once años después, el museo es una realidad que ofrece una mirada al “el proceso de cambio que vive el país”, según ABI, desde que Morales se convirtió en el primer presidente indígena de la historia de su país.

Morales dijo que la historia de los pueblos indígenas de Bolivia nunca más será contada sin su voz.

Sin embargo, el diputado opositor Bernard Gutiérrez, amenazó con cerrar el “Museo de Evo Morales” si hay cambio de gobierno.

Pero Morales defendió el museo diciendo que quienes se oponen al museo “quieren aniquilar nuestra cultura milenaria”.

Se espera que el museo —que cuenta con mirador, un teatro al aire libre, un patio ceremonial y un templo andino — impulse el turismo en la región y sea autosostenible en cinco años, según dijo la ministra de Cultura de ese país, Wilma Alanoca.