(CNN Español) - El presidente de Filipinas Rodrigo Duterte no está dispuesto a aceptar consejos sobre cómo afrontar la lucha contra las drogas, ni siquiera del hombre cuyo gobierno persiguió y capturó a Pablo Escobar.

"El presidente Duterte está repitiendo mis errores", se titula la columna que el expresidente de Colombia César Gaviria escribió para el diario The New York Times este 7 de febrero.

Gaviria habló sobre la lucha contra las drogas de Colombia y comparó la situación con Filipinas. Estos 'consejos' no le cayeron bien al presidente filipino Rodrigo Duterte.

"Las drogas ilegales son un asunto de seguridad nacional, pero la guerra en su contra no se puede ganar nada más con las fuerzas armadas ni los organismos de justicia. Enviar más soldados y policías contra los consumidores de drogas no solo es una pérdida de dinero, sino que además puede empeorar el problema. Encerrar a los delincuentes no violentos y a los adictos casi siempre resulta contraproducente, ya que se acaba por fortalecer a la delincuencia organizada", afirma Gaviria en la columna.

"Tal es el mensaje que me gustaría enviar al mundo y, en especial, al presidente Rodrigo Duterte de Filipinas. Créame, aprendí a la mala", añade.

Con su ya característica forma de expresión poco ortodoxa, Duterte se refirió a la columna del político colombiano este miércoles durante un evento por el aniversario de la Oficina de Aduanas de Filipinas.

https://www.youtube.com/watch?v=IbXRFYzo7lI

"He recibido muchos consejos, sermones y críticas", dijo Duterte. "Para decirles con franqueza ... Colombia, me ha estado dando sermones sobre eso. Ese idiota", dijo en el discurso intercalando palabras en inglés y en filipino.

"Allá tienen cocaína. La cocaína y la heroína no son tan malas. Cocaína es como la marihuana, eso parece bien", añadió Duterte.

dutertegaviria

Desde que asumió el cargo, en junio, Duterte ha destacado por su linea dura en el combate a la droga. Miles de sospechosos de distribuir y consumir drogas han muerto durante la dura ofensiva de Duterte contra el narcotráfico.

César Gaviria gobernó Colombia de 1990 a 1994 y durante su tiempo en el poder llevó a cabo una agresiva estrategia para luchar contra el narcotráfico. Pablo Escobar, notorio narcotraficante colombiano, cayó en 1993 tras una intensa persecución en el gobierno de Gaviria.

"Mi gobierno y los posteriores desde entonces hicieron de todo para atacar el problema: desde fumigar los cultivos hasta poner en la cárcel a cada vendedor de drogas a la vista. No solo fracasamos en la erradicación de la producción, el tráfico y el consumo de drogas en Colombia, sino que además provocamos que las drogas y la delincuencia se instalaran en los países vecinos", reconoce el exmandatario en la columna.

"A mí también me sedujo la idea de adoptar una postura inflexible contra las drogas cuando fui presidente. Las encuestas sugieren que la guerra contra las drogas de Duterte es igual de popular. Pero pronto descubrirá que no hay forma de ganar", añade Gaviria.

La Cancillería de Colombia rechazó las "desafortunadas palabras" de Duterte en un comunicado.

"Entendemos que las declaraciones del expresidente Gaviria fueron hechas con un espíritu constructivo para que los países que afrontan este flagelo puedan aprender de situaciones vividas por Colombia y avancen en la erradicación de la droga, tanto en el consumo como en el tráfico de esta. El expresidente Gaviria forma parte de la Comisión Global sobre Política de Droga y es reconocido a nivel mundial en esta materia", afirma el documento.

Según la Cancillería, el portavoz de la Presidencia de Filipinas emitió un comunicado en el que decía que apreciaba los comentarios de Gaviria y respetaba su opinión.

CNN en Español se puso en contacto con el equipo del exmandatario Gaviria para obtener un pronunciamiento pero aún no ha obtenido respuesta.