(CNN) - Una astro de YouTube acaba de ser despedido por Google y Disney después de ser acusado de usar chistes antisemitas e imágenes nazis.

Con 53 millones de suscriptores, Felix Kjellberg, o "PewDiePie", es uno de los creadores de contenido más populares de YouTube.

El sueco no ha estado muy 'cool', sin embargo, después de que el Wall Street Journal informara que ha publicado nueve videos desde agosto que incluyen material objetable. Un video muestra a dos hombres sosteniendo un letrero que dice: "Muerte a todos los judíos".

Felix Kjellberg "PewDiePie" al posar durante la presentación de su libro 'This book loves you' en Londres en octubre del 2015. (Crédito: BEN STANSALL/AFP/Getty Images)

Felix Kjellberg "PewDiePie" al posar durante la presentación de su libro 'This book loves you' en Londres en octubre del 2015. (Crédito: BEN STANSALL/AFP/Getty Images)

YouTube aseguró este martes que canceló la segunda temporada del programa de Kjellberg, Scare PewDiePie, que había sido contratado para su servicio de suscripción YouTube Red.

Una portavoz declinó decir cuánto habría ganado Kjellberg por la temporada, pero las grandes estrellas de esta plataforma pueden llegar a ganar honorarios comparables a los de los creadores de programas de televisión.

YouTube también ha eliminado el canal PewDiePie de su servicio "Google Preferred", en el que se presentan los videos más vistos y compartidos de la red.

Maker Studios, una división de Disney que produce contenido de YouTube, confirmó que también ha cortado los lazos con Kjellberg.

LEE: El youtubero mejor pagado del mundo trolea a millones

"Aunque Felix ha hecho una carrera al ser provocativo e irreverente, claramente fue demasiado lejos en este caso y los videos resultantes son inadecuados", dijo la compañía en un comunicado.

YouTube no ha eliminado los videos producidos por Kjellberg, pero sí lo hizo con algunos de los anuncios. Kjellberg parece haber eliminado por su cuenta uno de los videos.

En un comunicado publicado en su blog, Kjellberg dijo que no apoya "ninguna clase de actitudes de odio".

"Pienso en el contenido que creo como algo entretenido, en el que no hay comentarios políticos serios", aseguró. "Aunque esta no era mi intención, entiendo que estas bromas eran a la larga ofensivas".

Los videos de Kjellberg han sido vistos más de 14.600 millones de veces en YouTube. Forbes estima que ganó 15 millones de dólares a corte de junio del 2016.