(CNN Español) - El expresidente de Perú Alan García (2006-2011) asistirá este jueves a una citación que le hizo la Fiscalía para entregar su testimonio en el escándalo de Odebrecht, según informó este miércoles en su cuenta de Twitter.

La Fiscalía citó al exmandatario para declarar en la investigación de la adjudicación del proyecto para construir el gasoducto del sur a un consorcio del que hacía parte la compañía brasileña Odebrecht, según información de la agencia estatal de noticias de Perú, Andina.

Relacionado: ¿Quiénes son los implicados en el caso Odebrecht en América Latina?

A su regreso al país este jueves, proveniente de España, García dijo que asistirá “a todas las convocatorias, fiscales, judiciales o del Congreso de la República”, informó Andina.

“No tengo ningún temor y he actuado de acuerdo a mi conciencia y bien”, le dijo a periodistas, citado por la agencia de noticias peruana.

El exmandatario dijo que si funcionarios se aprovecharon de proyectos de construcción para “enriquecerse y extorsionar” a las compañías, debe caerles todo el peso de la ley.

“El máximo posible, porque traicionan al pueblo y ensucian obras que son en favor del pueblo”, dijo.

Este miércoles la fiscal ad hoc para el caso Odebrecht, Katherine Ampuero, dijo que su despacho evalúa pedir que se investigue al expresidente García, así como a Enrique Cornejo, quien fue ministro de Transportes y Comunicaciones, Vivienda Construcción y Saneamiento de Perú durante el gobierno de García, informó Andina.

La fiscal dijo que se evalúa la responsabilidad que podría alcanzar el exmandatario en el caso Odebrecht.

Pero García ha sido enfático en que la Fiscalía investiga la adjudicación del gasoducto durante la presidencia de su sucesor, Ollanta Humala, no de él.

“El Gobierno de Humala contrató Gasoducto con precio excesivo. La Fiscalía me cita para ratificar esa opinión. Iré”, dijo en Twitter el pasado 11 de febrero.

En el caso específico de la licitación del gasoducto, la exprimera dama, Nadie Heredia, fue salpicada por un testigo que la acusó de ser la encargada de dirigir la licitación para permitir que Odebrecht ganara este proyecto.

Heredia negó haber tenido injerencia en esa licitación e indicó que ella no modificó las bases del concurso de la obra.

En Perú, las autoridades investigan sobornos por 29 millones de dólares reconocidos por directivos de Odebrecht, entre 2005 y 2014.

El período que señala el informe del Departamento de Justicia (2005 y 2014) comprende las gestiones de los presidentes Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

En este país han sido detenidas hasta el momento cuatro personas señaladas de recibir sobornos de la firma. El expresidente Alejandro Toledo, salpicado por exdirectivo de Odebrecht, se encuentra prófugo. Toledo negó las acusaciones.

El juez del caso, Richard Carhuancho, dictó prisión preventiva de 18 meses contra Toledo y emitió orden de captura nacional e internacional. Hay notificación roja en la Interpol para su captura. Las autoridades ofrecen una recompensa de 30.599 dólares por información sobre su paradero.

A principios de enero, la Fiscalía de Perú anunció la creación de un grupo de funcionarios especializados para investigar el caso Odebrecht. Además, el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez Velarde enfatizó que la investigación en el escándalo de corrupción “llegará hasta al final, con el fin de sancionar a los responsables caiga quien caiga”.

Sánchez también reveló que le solicitó al Ministerio de Economía y Finanzas un presupuesto adicional de 2,9 millones de dólares (10 millones de soles) para cubrir los gastos que se desprendan de la investigación en el caso Odebrecht.