(CNN Español) - En Argentina se han escrito numerosos libros sobre la dictadura militar que trajo tanta tragedia al país en los años 70 hasta los comienzos de la democracia en los 80, dejando profundas heridas, transformaciones complejas y miles de víctimas y desaparecidos.

Sin embargo, un libro reciente titulado Hijos de los 70 de las periodistas Astrid Pikielny y Carolina Arenes recorre un nuevo camino y trata el problema desde otro ángulo: los hijos de las víctimas y de los represores.

Siguiendo la corriente de Norbert y Stephan Lebert en Tú llevas mi nombre —un libro que cuenta las entrevistas con hijos de jerarcas nazis— el desafío de Pikielny y Arenes fue  “explorar la posibilidad de una reunión textual de experiencias y testimonios que invocan los años 70” con 23 entrevistados.

En una entrevista con CNN en Español Radio, las autoras hablaron sobre su experiencia con los entrevistados y lo que el lector puede extraer y entender en el contexto de una América Latina que sufrió los embates de diferentes dictaduras.

“Nosotros intentamos con el libro reunir voces distintas de la experiencia trágica de los años 70, de la violencia política. Voces distinta era en este caso, sumar experiencias de hijos cuyos padres habían tenido diversos experiencias, en unos casos como víctimas de la dictadura, en algunos casos como víctimas de las organizaciones armadas. Intentamos cruzar esas voces. Reunir en el libro una memoria que fuera polifónica de lo que fueron aquellos años y no una memoria binaria,” explica Carolina Arenes.

Y son todas historias de hijos. “Nosotros creemos que los hijos, que si bien cargan con la tragedia de los 70 porque tienen las marcas de las decisiones que han tomado sus padres y de las historias de que han sido protagonistas sus padres, ellos no tienen que rendir cuentas a la justicia, no tienen responsabilidades penales y muchas veces no tienen un lugar en la historia. Nos interesó reunir 23 historias en el libro, voces muy distintas. Entre otras voces también de hijos de militares que defienden a sus padres y también de hijos de militares y de policías que han cortado lazos con sus padres represores,” relata Pikielny.

Para las autoras —que preparan un documental sobre estas historias desgarradoras— el libro representó un especie de diario íntimo que cuenta la vida, en algunos casos, de padres e hijos en un momento dramático de la historia argentina donde "una escena familiar, que a la vez es una escena privada remite a una historia nacional".

Y a la vez que Pikielny y Arenes van descubriendo que las historias caleidoscópicas de los entrevistados no pueden ser generalizadas o categorizadas. Sin embargo encuentran respuestas y para el lector hay lecciones que se pueden extraer donde los diferentes hijos de un Argentina trágica conviven.

"Hay heridas que son tan profundas, tan grandes, que mantienen una actualidad de dolor muy importante" sostiene Arenes.

Escucha la entrevista para conocer a través de las autoras como se embarcaron en el proyecto de los Hijos de los 70