(CNN) - La Comisión Europea aseguró este miércoles que lanzó una advertencia final a Alemania, Francia, España, Italia y Gran Bretaña por su incumplimiento reiterado de la obligación de reducir los límites de contaminación del aire con dióxido de nitrógeno.

La contaminación por dióxido de nitrógeno, en buena medida causada por el tráfico vehicular, representa un serio riesgo para la salud.

En un comunicado, la Comisión explicó que la Unión Europea (UE) establece unos límites claros de contaminación y obliga a los países miembros a proteger a sus ciudadanos de los contaminantes del aire nocivos y perjudiciales.

Si Alemania, Francia, España, Italia y Gran Bretaña no responden satisfactoriamente a la advertencia en los próximos dos meses, la Comisión podría llevar ese asunto a la Corte de Justicia de la Unión Europea.

En enero pasado, alguna partes de Londres sobrepasaron el límite anual permitido de exposición al dióxido de nitrógeno, justo después de la celebración de Año Nuevo.

En enero pasado, alguna partes de Londres sobrepasaron el límite anual permitido de exposición al dióxido de nitrógeno, justo después de la celebración de Año Nuevo.

“Aunque les corresponde a las autoridades de cada Estado miembro escoger las medidas apropiadas para no exceder los límites de dióxido de nitrógeno, se requieren mayores esfuerzos a nivel local, regional y nacional para cumplir con las obligaciones de la Unión Europea y proteger la salud pública”, dijo la Comisión.

La Comisión Europea está actualmente en un litigio contra 12 Estados miembros por violación de los límites de contaminación por dióxido de nitrógeno. La advertencia final realizada este miércoles podría extenderse a Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Hungría, Polonia y Portugal, en los próximos meses, si no responden de manera satisfactoria a la notificación sobre el incumplimiento de sus obligaciones.

LEE: La contaminación en Beijing: la ciudad donde ricos y pobres no respiran el mismo aire

Muertes prematuras

La contaminación por dióxido de nitrógeno causó cerca de 70.000 muertes prematuras en Europa en 2013, según el comunicado de la Comisión Europea. Se trata de casi el triple de las muertes que ocurrieron en accidentes de tránsito ese mismo año, de acuerdo con la misma información.

El tráfico vehicular causa casi el 40% de las emisiones de dióxido de nitrógeno en la Unión Europea, dice el comunicado, con cerca del 80% de esas emisiones provenientes de automóviles que funcionan con diésel.

El impacto de la contaminación generada por el tráfico vehicular a nivel del suelo es desproporcionadamente grande, porque las emisiones de las chimeneas industriales se diluyen antes de que lleguen al suelo. Otra fuente de dióxido de nitrógeno es el uso de combustible para calentar los hogares.

Dentro de las medidas que los países pueden tomar para disminuir las emisiones de dióxido de nitrógeno está reducir el volumen de tráfico vehicular, promover un cambio a carros eléctricos y limitar el uso de carros que funcionen con diésel.

Un policía regula el tráfico en París, donde las restricciones al tráfico vehicular buscan ponerle un freno a la contaminación.

Un policía regula el tráfico en París, donde las restricciones al tráfico vehicular buscan ponerle un freno a la contaminación.

Casos en la corte

El alcalde de Londres aseguró el mes pasado que algunas partes de esa ciudad sobrepasaron el límite anual de exposición al dióxido de nitrógeno establecido por la Unión Europea, solo cinco días después de la celebración de Año Nuevo.

La Comisión Europea también entabló una acción legal contra 16 Estados miembros por violar los límites de partículas sólidas, o PM10, con casos en contra de Bulgaria y Polonia actualmente en la Corte de Justicia de la Unión Europea.

Las partículas producidas por el tráfico vehicular y las emisiones de la agricultura y la industria también representan un riesgo para la salud.

Solo cinco de los 28 países miembros de la Unión Europea -Irlanda, Estonia, Malta, Chipre y Letonia- no infringen los límites de calidad del aire que estableció en el 2014, dijo una vocera de la Comisión Europea.

Más de 400.000 ciudadanos de la Unión Europea mueren prematuramente cada año por la mala calidad del aire en general, afirma la Comisión Europea.

Simon Cullen, de CNN, contribuyó con este reporte.