(CNN) - La sustancia química utilizada para matar a Kim Jong-nam fue el agente nervioso VX, un arma química prohibida internacionalmente que puede matar en cuestión de minutos, de acuerdo con un informe preliminar del Departamento de Química de Malasia.

La policía de Malasia dijo este viernes, en un comunicado, que las pruebas en los ojos y la cara de Kim revelaron la presencia de la sustancia.

Los agentes nerviosos son la sustancia más tóxica y de acción rápida conocida en la guerra química, y el VX es el más potente de todos ellos, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Kim, el distanciado medio hermano del líder norcoreano, Kim Jong-un, murió el 13 de febrero cuando iba a abordar un vuelo de Kuala Lumpur a Macao.

La policía de Malasia sostiene que dos mujeres le mojaron la cara con algún tipo de líquido siguiendo la instrucción de cuatro ciudadanos norcoreanos. Empezó a sentirse mareado minutos más tarde y murió poco después, cuando iba en camino hacia el hospital.

Corea del Norte rechaza esa versión de los hechos, afirmando que las mujeres estarían muertas si hubieran manipulado un producto químico letal con sus manos. Pyongyang niega vehementemente cualquier implicación en la muerte de Kim.

Hay versiones binarias de armas químicas, incluyendo el VX, que no son letales hasta que dos compuestos se mezclan, según la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Los sistemas binarios se emplean normalmente para el almacenamiento seguro de las armas químicas.

Cómo funciona

El VX inhibe el funcionamiento de una enzima que ayuda a funcionar el sistema nervioso, causando parálisis y asfixia.

"Es probablemente el más letal de todos los agentes nerviosos que se haya diseñado", dijo el analista militar de CNN, Rick Francona.

Los síntomas pueden aparecer al cabo de unos segundos. Incluso pequeñas dosis -tanto como 10 mg en la piel- pueden afectar a las personas. Una exposición mayor puede provocar convulsiones, parálisis y una mortal insuficiencia respiratoria.

El VX es más peligroso cuando se inhala que cuando es absorbido por la piel, según Nial Wheate, un experto en armas químicas de la Universidad de Sydney.

El agente nervioso aparece en el nivel superior de las sustancias letales en la Convención contra las Armas Químicas, de la que Corea del Norte no forma parte.

A pesar de su letalidad, no es particularmente difícil de hacer, dijeron Francona y otros expertos.

Pyongyang ha tenido la capacidad de producir y utilizar agentes nerviosos durante algún tiempo. Un informe de 2009, del grupo International Crisis, estima que el país poseía entre 2.500 y 5.000 toneladas de armas químicas en ese momento, que podrían ser liberadas mediante artillería, lanzacohetes y misiles balísticos, entre otras armas.

Pero la explosión de un sistema de liberación de misiles probablemente destruiría gran parte del VX, dijo Wheate. Esto significa que es más para el uso mediante aerosoles en lugares cerrados.

"Nadie militariza estas cosas, esto es de la vieja escuela", dijo.

Los sospechosos

Las autoridades de Malasia han señalado a 11 personas en su investigación, aunque no todos se consideran sospechosos.

Tres están actualmente bajo custodia. Uno de ellos es un hombre de Corea del Norte, y dos son las mujeres que la policía cree que rociaron la cara de Kim: Siti Aishah, de Indonesia, y Doan Thi Huong, de Vietnam.

La investigación ha provocado un conflicto diplomático entre Corea del Norte y Malasia.

Corea del Norte ha acusado a Malasia de ser indebidamente influenciado por la acusación de Corea del Sur de que Kim fue envenenado por Pyongyang.

El embajador norcoreano en Malasia, Kang Chol, acusó a su país de acogida de conspirar con "fuerzas hostiles", lo que llevó al primer ministro de Malasia a llamar a su embajador en Corea del Norte y convocar a Kang.