(CNN Español) - ¿Quién se encarga de la tarea de comunicarse con la posible vida alienígena? ¿Qué tipo de lenguaje se usa para lanzar al espacio?

Durante más de cinco décadas, el radiotelescopio de Arecibo no solo se ha dedicado a estudiar el sistema solar y la Vía Láctea: desde 1974 se mantiene a la espera de la respuesta de un mensaje que fue enviado ese año y que todavía recorre los confines del universo.

El radiotelescopio de Arecibo es uno de los mayores oídos del planeta Tierra.

"A lo largo de toda la historia, el ser humano se ha preguntado si está solo o no el universo, así que estamos en búsqueda de esa respuesta", explica Andrew Manuel Ortiz, director del Centro de Ciencias del Radiotelescopio de Arecibo.

Con un diámetro de 305 metros, el de Arecibo fue el mayor telescopio de apertura única del mundo durante los últimos 53 años, ahora solo superado por el Telescopio de Apertura Esférica (FAST) en China, terminado en 2016.

"Estamos seguros que si interceptan esa señal, van a a saber, como nosotros estamos tratando de saber, si hay vida de otras civilizaciones", dice Ángel Vázquez, director de operaciones.

"Nuestras esperanza es que estos seres que reciban la información —si son seres con tecnología e inteligentes—, cuando establezcamos el contacto sea positivo para ambas civilizaciones", señala Ortiz.

telescopio-arecibo

Con información de Rafy Rivera