(CNN Español) - La violenta muerte de Gustavito, el único hipopótamo de El Salvador, ha despertado la indignación de los salvadoreños y ha generado que algunos sectores pidan el cierre del zoológico.

En internet, la muerte del animal causó una ola mensajes de repudio a su ataque y de homenajes para el fallecido hipopótamo.

Gustavito sufrió "múltiples golpes en diferentes partes del cuerpo" que habrían sido provocados con "objetos contundentes y cortopunzantes por sujetos desconocidos e inescrupulosos", explicó en un comunicado de la Secretaría de Cultura de El Salvador este domingo.

El ataque habría ocurrido entre la noche del martes y la madrugada del miércoles de la semana pasada. De acuerdo a la Secretaría, el jueves, el animal mostró una conducta no habitual ya que pasó "sumergido en el agua durante todo el día y no consumió alimentos".

El malestar nacional que provocó esta muerte, llevó a que se iniciara una petición en la plataforma Change.org en la que piden el cierre del zoológico y se le acusa de tener a los animales en una “condición deplorable”. En pocas horas, esta petición ha recogido más de 27.000 firmas y según afirma la página será presentada a la Secretaría de Cultura de ese país, entidad responsable del Parque Zoológico Nacional, aunque no se especifica la fecha.

“Se exige el cierre inmediato del Zoológico Nacional de El Salvador al dejar en evidencia una vez más la incapacidad del parque nacional y su administración”, dice la petición promovida por Kevin Ávalos. “No queda de más recalcar la condición deplorable en la que se encuentran los animales y las instalaciones, poniendo en riesgo no solo la vida de los animales, sino la vida de quienes visitan el zoológico”.

CNN en Español se comunicó con el director del zoológico, Vladen Henríquez, para obtener un comentario sobre esta petición y las denuncias de supuesto maltrato animal, pero no estuvo disponible para hacer una declaración.

La Secretaría de Cultura de El Salvador tampoco respondió las solicitudes de CNN en Español para comentar este caso.

El zoológico permanece cerrado hasta nuevo aviso, según informó Henríquez en la rueda de prensa.

Nayib Bukele, alcalde de San Salvador, está de acuerdo con el cierre del zoológico y dijo que desde noviembre de 2016 le solicitó al gobierno que pase el zoológico a manos de la alcaldía para que se convierta en un eco parque, pero la Secretaría de Cultura no aceptó la propuesta.

La secretaria de Cultura, Silvia Elena Regalado, dijo este lunes en una rueda de prensa que no está de acuerdo con la petición de Bukele y aseguró que el zoológico “acelerará su proceso de transformación en un centro de protección y resguardo de nuestra fauna nativa”. Además aclaró que desde 2009 el Parque Zoológico Nacional suspendió la compra de animales exóticos y que no introducirá fauna de gran tamaño al país.

Proponen aumentar penas para el maltrato animal

La diputada del partido Alianza Republicana Nacionalista, ARENA, Patricia Valdivieso, propuso reformar el Código Penal para castigar el delito a la fauna protegida con una pena de cuatro a seis años de cárcel.

Valdivieso dijo en un comunicado que la muerte de Gustavito es un delito ambiental que no está tipificado en la legislación de El Salvador. Por eso pide que se castigue con máximo seis años de prisión a quienes causen “maltratos o sufrimientos innecesarios que le causen dolor, lesiones, invalidantes o la muerte, a animales silvestres, especies protegidas, amenazadas, en peligro de extinción, en cautiverio en áreas permitidas, tales como zoológicos, santuarios, guarderías o refugios para su exhibición, conservación, rehabilitación, cuido, cría o reintroducción a sus condiciones naturales de vida”, según un comunicado dado a conocer este lunes en Twitter.

La ley deberá ser aprobada por el pleno del legislativo y no sería retroactiva, de manera que el caso de ‘Gustavito’ no sería castigado en caso de que se apruebe la ley y los responsables sean identificados, según explica en la página web de ARENA.

¿Se castiga el maltrato animal en El Salvador?

En ese país hay dos leyes que protegen a los animales. La primera es la Ley de Protección y Promoción del Bienestar de Animales de Compañía, aprobada en 2016, que protege a los animales domésticos, es decir a las mascotas.

Esta ley no establece penas de prisión, sino multas económicas que van desde uno hasta cuatro salarios mínimos del sector comercio y servicio, según explica la Asamblea Nacional en su página web. Es decir, las multas van desde los 300 hasta los 1.200 dólares.

También está el artículo 260 del Código Civil que prohíbe la caza o la pesca utilizando “veneno, medios explosivos u otros instrumentos o artes susceptibles de generar una eficacia destructiva semejante”. Quienes incurran en estas acciones serán castigados con prisión de entre dos y cuatro.

Y el artículo 261 —que es el que la diputada de ARENA pide se modifique— la caza o pesca de especies amenazadas o la comercialización de estos animales o de sus restos. Estas conductas tienen una pena de entre 3 a 5 años de prisión.

La Policía Nacional Civil y la Fiscalía General de El Salvador adelantan las investigaciones para esclarecer los hechos, según informó la Secretaria de Cultura en su página web, que aseguró que esa institución facilitará las investigaciones para dar con los responsables de ese acto “inhumano y vergonzoso”.