(CNN Español) - Tatiana Calderón, de 23 años, fue la primera mujer colombiana en correr en un monoplaza, la primera competidora mujer en obtener un título de karting en América del Norte, la única piloto que ha subido al podio de la Fórmula 3 Británica Internacional y ahora la primera mujer colombiana piloto en llegar a la Fórmula 1.

Calderón acaba de firmar con la escudería Sauber de la Fórmula 1 para ser Piloto de Desarrollo.

El equipo suizo, que va por su temporada número 25 en la categoría máxima del automovilismo, y en el que dieron sus primeros pasos leyendas como Sebastian Vettel, Kimi Raikkonen y otros, pondrá a esta bogotana un paso más cerca de su sueño.

Actualmente, Calderón corre en la GP3 Series, después de 3 años en la Fórmula 3.

"Como Piloto de Desarrollo, además de realizar varias sesiones de simulador de Fórmula 1 con el equipo, Tatiana también asistirá a varios Grandes Premios de Formula 1, junto a Sauber, en los que acompañará la acción desde el garaje del equipo, así como las reuniones con los ingenieros y los pilotos titulares del equipo. Igualmente su preparación física estará coordinada y dirigida por el equipo", afirma un comunicado del equipo de prensa de Calderón.

“Agradezco el poder trabajar con un equipo tan establecido en la Fórmula 1 y tener el beneficio de toda su experiencia. Estoy esperando iniciar a trabajar juntos y aprender todo lo que pueda. Es un paso que me acerca mas a mi sueño, competir un día en la Fórmula 1", afirma la colombiana según el comunicado.

Calderón seguirá corriendo en la GP3 Series, con el equipo DAMS de Francia.

Un sueño de la infancia

“A los 10 años, les dije a mis papás que quería correr en la Fórmula 1. Creo que en ese entonces no lo veían como una opción. Pero cuando les dije que quería dedicar mi vida a esto… mi mamá casi se cae del asiento”, recordó Calderón sobre sus inicios en una entrevista con CNN en Español, en 2016.

A los 18 años, se fue a vivir a Madrid para dedicarse de tiempo completo al automovilismo. Desde ese entonces, entrena 3 horas al día, 6 días a la semana, para estar en la condición física que requiere maniobrar un auto que puede alcanzar velocidades de hasta 300 kilómetros por hora. Además, practica en las pistas y en un simulador para memorizar los giros y estar lista también mentalmente.

Calderón dice que la velocidad hace parte de su naturaleza. Ama la adrenalina y estar en control del vehículo. “Es una sensación increíble, para mí significa libertad, estoy al mando y hago lo que quiero”.

Una mujer en un deporte tradicionalmente de hombres

Como es regla en los deportes extremos, el automovilismo profesional es un club casi exclusivamente de hombres, por lo que Calderón resalta que ha tenido que luchar por hacer valer su lugar y talento.

Dice que, cuando era más joven, no veía la diferencia entre un piloto hombre y una piloto mujer, y no entendía por qué era distinto que ella, siendo niña, compitiera contra los niños.

“Pero claro, ha sido difícil, es un mundo difícil para una mujer para que se haga respetar, tanto de sus competidores como de la gente con la que trabajas porque dicen ‘esta niña qué va a saber si son carros’”, le dijo a este medio.

La corredora afirma que constantemente se siente presionada para demostrar que está en este deporte para ganar, y no solamente para dar vueltas a una pista. Recuerda que muchos de sus compañeros solían sacarla de la pista y muchas veces preferían estrellarla a terminar la carrera detrás de ella.

Ahora que se enfrenta a este nuevo reto, ha recibido el apoyo de otra mujer, Monisha Kaltenborn, jefe de Sauber, la primera mujer en esta posición en la Fórmula 1.

“Estamos muy contentos de dar la bienvenida a Tatiana al equipo Sauber de Fórmula 1. Contamos con las posibilidades e instalaciones para darle a Tatiana de una plataforma con la que ella pueda continuar desarrollando su conocimiento y habilidades en las carreras. Estoy convencida que podemos suministrarle un profundo conocimiento del deporte para su carrera futura en el automovilismo", dijo Kaltenborn de Calderón.