(CNN) - El presidente Donald Trump y la primera dama, Melania Trump, anunciaron sus invitados especiales para el primer discurso presidencial ante una sesión conjunta del Congreso, la noche de este martes.

Se espera que Trump delinee las metas para su gobierno en su discurso.

Sus invitados especiales podrían dar una pista de qué temas puede abordar durante su discurso. Los seis invitados especiales estarán sentados con la primera dama durante el evento.

Tres de ellos son familiares de personas asesinadas por inmigrantes indocumentados, según una lista publicada por la Casa Blanca.

Jessica Davis y Susan Oliver son viudas del detective Michael Davis y el alguacil Danny Oliver, quienes murieron en 2014 en acto de servicio en el centro de Sacramento. El sospechoso, que había sido deportado dos veces de EE.UU., está a la espera de juicio en California.

Trump apoya un proyecto de ley que lleva el nombre de Davis y Oliver, que, según la descripción de la Casa Blanca, prevé "aumentar la cooperación entre funcionarios federales y locales para hacer cumplir las leyes de inmigración de nuestra nación".

Un proyecto de ley con el nombre de los dos agentes se introdujo en 2015 por el ahora fiscal general Jeff Sessions, pero no fue aprobado

Trump se refirió a la muerte de los dos oficiales en la campaña electoral, promocionando el proyecto de ley Davis-Oliver como una forma de "mejorar la cooperación con las autoridades estatales y locales para asegurar que los inmigrantes criminales y terroristas sean realmente identificados y deportados con rapidez".

Otro de los invitados es Jamiel Shaw Sr., cuyo hijo Jamiel Jr., de 17 años, murió a tiros en 2008 a manos de un inmigrante indocumentado. Shaw presentó a Trump en actos de campaña y habló en horario de máxima audiencia durante la Convención Nacional Republicana del año pasado.

Maureen McCarthy Scalia, la viuda del juez del Tribunal Supremo Antonin Scalia y madre de sus nueve hijos, también fue invitada a sentarse con la primera dama. La muerte del juez en febrero de 2016 provocó una batalla política que resultó en el bloqueo por parte de los republicanos de la elección del expresidente Obama para la Corte Suprema. Trump ya ha nombrado al juez Neil Gorsuch para suceder a Scalia.

Los Trump también invitaron a Megan Crowley, estudiante universitaria de 20 años de edad. Cuando era niña, fue diagnosticada con la enfermedad de Pompe, un raro trastorno genético. Su padre fundó Farmacéuticos Novazyme para buscar una cura.

Denisha Merriweather, quien habla sobre política educativa, es también una invitada especial. Se inscribió en una escuela privada en Florida mediante el programa de becas de Crédito Fiscal del estado y se convirtió en el primer miembro de su familia en graduarse de la escuela secundaria y la universidad, de acuerdo con el comunicado de la Casa Blanca.

El discurso de Trump tendrá lugar este martes a las 21:00 horas, local.