(CNN) – Una pareja de Georgia (Estados Unidos) fue enviada a prisión por irrumpir en una fiesta infantil de cumpleaños en julio de 2015, junto a un grupo que amenazó con armas a personas de raza negra y ondeó banderas confederadas, símbolo de la Guerra Civil de ese país y un elemento muy polémico desde la masacre de nueve personas afroestadounidenses en una iglesia en Charleston.

José “Joe” Torres fue sentenciado a 20 años, 13 de ellos en prisión, después de que un jurado lo condenara por tres cargos de asalto agravado, un cargo por amenazas terroristas y un cargo por la Ley de Terrorismo y Prevención de las Pandillas Callejeras de Georgia.

Kayla Norton fue sentenciada a 15 años, con seis de ellos prisión, por un cargo de amenazas terroristas y un cargo de violación a la ley contra las pandillas callejeras.

"Muchas personas trataron de reducir el caso simplemente a la presencia bandera confederada en los hechos", indicó el fiscal del condado de Douglas, Brian Fortner, en un comunicado. Sin embargo, añadió, “este caso fue sobre un grupo de personas que rodearon a nuestra comunidad, mientras bebían alcohol, acosaban e intimidaban a nuestros ciudadanos por el color de su piel".

El 25 de julio de 2015, Torres y Norton se unieron a una docena de personas que formaron una especie de caravana con camionetas que llevaban grandes banderas confederadas. Se dirigieron al condado de Douglas, una comunidad suburbana de Atlanta. La mayoría de ellos pertenecía a un grupo llamado Respect the Flag (Respeto a la Bandera).

Jose Torres y Kayla Norton esperan su sentencia en el tribunal del condado de Douglas.

Jose Torres y Kayla Norton esperan su sentencia en el tribunal del condado de Douglas.

“La caravana de camionetas pasó por la casa de las víctimas, quienes fueron agredidas cuando estaban asando perros calientes y hamburguesas pues se encontraban en medio de una fiesta infantil de cumpleaños con castillo inflable, máquinas de raspados y un DJ”, publicó la oficina del fiscal en su página de Facebook .

Quienes asistieron a la fiesta aseguraron que las personas en las camionetas les gritaron insultos racistas cuando pasaron, según registró la comunicación oficial.

De acuerdo a los fiscales, los conductores parquearon los vehículos cerca a la casa. Torres estaba con un grupo más pequeño que “amenazó con matar a los presentes en la fiesta, mientras usaba de manera repetida insultos raciales y despectivo contra ellos”, describió el comunicado.

“Torres, que había sacado una escopeta de su vehículo, apuntó contra el grupo de personas de raza negra que estaban en la celebración y declaró que los iba a matar, mientras que sus copartícipes decían que ‘los pequeños también podrían recibir un (tiro)’, refiriéndose a los niños en la fiesta”, añadía la publicación.

Norton fue acusada de hacer amenazas similares. Según las víctimas, algunas de las personas en el grupo de Torres estaban armadas con un cuchillo y una herramienta para neumático.

De acuerdo a la declaración del fiscal, Torres testificó que llevaba la escopeta porque temía por la seguridad de sus amigos. El periódico Atlanta Journal-Constitution informó que miembros de Respect the Flag aseguraron que las personas de la fiesta les habían lanzado objetos.

CNN intentó contactar a los abogados defensores de la pareja para esta historia.

Después de los arrestos, los investigadores revisaron los perfiles de Facebook de los señalados, según el comunicado oficial.

“Las fuerzas de seguridad pudieron encontrar numerosas publicaciones y mensajes que indican que los miembros del grupo Respect the Flag eran supremacistas blancos que discutían sobre asistir a las reuniones del Ku Klux Klan, unirse a Skinheads Nation y hacer numerosas observaciones despectivas sobre los afroestadounidenses como un todo”, añadía la declaración del fiscal.

Durante el video de la sentencia de este lunes, publicado por la afiliada de CNN WSB-TV, se puede ver a Torres y a Norton desmoronarse en el tribunal cuando el juez William McClain anunció su condena.

Norton pidió perdón por su papel en el accidente y aseguró: "Quiero que todos ustedes sepan que esa no soy yo, que no soy yo, que no es él. Nunca me acercaría a ustedes y les diría esas palabras. Siento mucho que eso les haya pasado. Lo siento mucho”.

Hyesha Bryant, una de las personas de la fiesta, dio su testimonio en la audiencia y le manifestó a Norton: "Lo que usted dijo afectó mi vida, afectó la vida de mis hijos".

Y aún así, Bryant terminó diciéndole a Norton: “La perdono. Los perdono a todos ustedes”.

Un jurado condenó a Torres y Norton el pasado 6 de febrero. Ambos serán expulsados del condado de Douglas cuando salgan de prisión.

Inicialmente, 15 miembros del grupo Respect the Flag fueron acusados. La situación de todos sus casos es desconocida, pero el fiscal dijo que algunos de ellos se declararon culpables de cargos similares y recibieron penas más cortas.