(CNN) - Rusia vetó este martes una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que buscaba poner sanciones al régimen sirio por el uso de armas químicas. La resolución, por lo tanto, no pasó.

China, también miembro permanente del Consejo de Seguridad, también vetó la resolución.

LEE: Reportan ataques químicos en dos ciudades de Siria

Es la séptima vez que Rusia bloquea una resolución del Consejo de Seguridad dirigida a Damasco, protegiendo a su aliado sirio de cualquier acción diplomática.

Una investigación internacional encontró que las armas químicas fueron usadas previamente contra los civiles tres veces.

Antes del veto, el embajador de Francia en la ONU, Francois Delattre dijo que “es el momento de la verdad” y le pidió al Consejo que actuara. Delattre preguntó: “¿Quién no condenaría hoy a aquellos que atacaron a mujeres y niños inocentes… con armas químicas?”

Esta es la primera vez que Rusia veta una resolución del Consejo de Seguridad durante el gobierno de Donald Trump y de la llegada de la nueva embajadora de Estados Unidos en la ONU, Nikki Haley.

El voto por la resolución contra Siria fue de 9 a favor, 3 en contra (incluyendo los vetos de Rusia y China) y 3 abstenciones.

La investigación, encabezada por Naciones Unidas y la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, el cuerpo ejecutor de la Convención de Armas Químicas, fue lanzada en 2015 por mandato de los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU con el objetivo de identificar a los perpetradores de ataques con armas químicas en Siria.

Dado que el cloro no tiene usos militares, su prohibición no fue ordenada durante los acuerdos ruso-estadounidenses de 2013, regidos por la Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU número 2118.

No obstante, el cloro utilizado como armamento sigue siendo considerado dentro del listado de armas químicas y su uso está prohibido bajo la Convención de Armas Químicas al que el acuerdo ruso-estadounidense obligaba a Siria a ceñirse, lo que hace que la utilización de la substancia contra civiles sea una violación del acuerdo.

Se han reportado varios ataques con cloro desde que la resolución tomó efecto, pero ese reporte de la ONU es la primera declaración definitiva sobre un quebrantamiento por parte de Siria.

De acuerdo con el reporte, el Estado Islámico también habría utilizado gas mostaza contra civiles en agosto de 2015.