(CNN Español) - Una mujer argentina quedó gravemente herida tras recibir disparos de presuntos narcotraficantes en una favela de Río de Janeiro, reportó la agencia Télam. La turista entró a la zona por error mientras recorría la ciudad durante las celebraciones del Carnaval.

Según la Secretaría de Salud de Río de Janeiro, la víctima es Natalia Lorena Cappetti de 42 años, según citó Télam. Cappetti viajaba el lunes con su esposo y una pareja española en un auto alquilado y se transitaban por el Morro dos Prazeres, en Santa Teresa, cerca del sambódromo, en su camino al Cristo Redentor en Corcovado, reportó Agencia Brasil.

Cappetti está en estado grave, pero estable, dijo la Secretaría Municipal de Salud de Río de Janeiro en información reportada por Agencia Brasil.

La mujer recibió un disparo que le ingresó por la espalda, reportó Télam. Fue sometida a una cirugía en la noche del lunes en el Hospital Municipal Souza Aguiar, dijo la agencia brasileña. La operaron en en un riñón y en el duodeno, le dijo el esposo de Cappetti a Télam.

Un portavoz de la Policía Militar le dijo a Télam que un grupo de narcotraficantes hizo al menos seis disparos al vehículo, un Nissan Sentra, y escapó del lugar.

La Policía Especial de Apoyo al Turista (DEAT) inició una investigación sobre las circunstancias del ataque. De acuerdo con la Policía Civil del estado, el caso se registró como intento de asesinato, reportó Agencia Brasil.

No es la primera vez que ocurren incidentes de este tipo en Río de Janeiro. En diciembre de 2016, el turista italiano Roberto Bardella de 52 años murió a tiros cuando, guiado por su GPS, entró a esa misma favela de Morro dos Prazeres cuando viajaba en moto junto a un amigo, también italiano, que sobrevivió al ataque.

En octubre del 2015 la brasileña Regina Murmura murió baleada cuando entró junto a su marido, guiados por la aplicación Waze, a la favela de Caramujo, bajo el control del narcotráfico.

Una fuente del consulado argentino en Río le dijo a Télam que el problema con en esa zona es el paso por un túnel cercano a Morro dos Prazeres donde desaparece la señal del GPS, por lo que el recorrido se altera. Eso suele afectar a quienes van hacia el Cristo Redentor.