(CNN) - La candidatura de Marine Le Pen para convertirse en la próxima presidenta de Francia ha sufrido otro tropiezo luego de que el Parlamento Europeo votara a favor de levantarle la inmunidad de procesamiento.

La medida, formalmente confirmada este jueves le permitirá a los fiscales franceses investigarla por los tuits que envió en diciembre de 2015, en los que mostró imágenes de asesinatos de militantes de ISIS.

Una de las imágenes, que fue borrada, era supuestamente del periodista estadounidense James Foley que fue decapitado por ISIS en 2014.

La ley francesa prohibe la distribución de imágenes violentas o incitación al terrorismo.

Al anunciar el resultado del voto sobre si se le levantaba la inmunidad, el presidente del Parlamento Europeo Antonio Tajani dijo que una “clara mayoría” de miembros respaldaron la moción.

Como miembro del Parlamento Europeo, Le Pen, líder del Frente Nacional, goza de inmunidad que cubre la libertad de expresión, pero esa inmunidad puede ser levantada si las autoridades de un estado miembro lo solicitan.

Bajo la ley francesa, la penalidad máxima por distribuir imágenes violentas es de tres años de prisión y una multa de hasta 75.000 euros (79.000 dólares).

La pérdida de su inmunidad está relacionada solo con este caso y no es probable que ocurra ninguna acción antes de la primera ronda electoral el 23 de abril.

Le Pen ya está bajo escrutinio por acusaciones de que miembros de su equipo recibieron pagos por trabajos no existentes en el Parlamento Europeo.

La líder del Frente Nacional admitió inicialmente que pagó salarios mientras ellos no trabajaron, dijo la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude, OLAF. Más tarde Le Pen negó haber dicho eso.

El pasado miércoles, el guardaespaldas y la jefe de personal de Le Pen fueron interrogados y puestos en custodia por la policía francesa por este caso.

Simon Cullen de CNN desde Londres contribuyó con este reporte.