(CNNMoney) - La brecha salarial de género se ha mantenido durante generaciones, pero podría estar a la vista para las mujeres jóvenes.

La igualdad salarial se podría lograr en los mercados desarrollados en 2044, según un nuevo estudio publicado por Accenture el martes.

Esto es 36 años antes de lo que preveían las estimaciones previas -para 2080- y significa que las mujeres que se gradúen en 2020 podrían estar en una situación de igualdad de retribución durante su carrera.

"Las mujeres jóvenes están tomando decisiones que podrían ayudar a cerrar la brecha", dijo Julie Sweet, directora ejecutiva de Accenture para América del Norte.

Para lograr la igualdad de remuneración, el informe describe tres factores: la fluidez digital, la estrategia de carrera e inmersión tecnológica.

Fluidez digital: la mejor incorporación de tecnologías digitales para conectarse, aprender y trabajar a través de herramientas como la banca en línea y el uso de los medios sociales traería más mujeres a la fuerza de trabajo y reduciría la brecha salarial en un 21% para el año 2030.

"Las mujeres tienden a rezagarse en la adopción de nuevas tecnologías rápidamente", dijo Sweet. Ser más eficientes en la tecnología digital puede aumentar la participación de las mujeres en los mercados de trabajo locales.

Estrategias de carrera: Elegir diferentes títulos universitarios y caminos profesionales, así como tomar decisiones para mejorar en el trabajo también puede aumentar el poder adquisitivo de las mujeres.

Los hombres son más propensos a seguir una carrera con mayor potencial de ingresos que las mujeres, y también son más propensos a tomar decisiones que ayuden a avanzar en ella, según Accenture. Por ejemplo, el 53% de los universitarios varones están continuamente incorporando nuevas habilidades digitales en comparación con el 44% de las mujeres.

Las mujeres también tienen que ser más proactivas en la promoción de sus carreras y la búsqueda de mentores, según el informe.

Cuando se trata de la promoción profesional, el 51% de los universitarios masculinos tienen la esperanza de pasar a una posición de liderazgo de alto nivel algún día, en comparación con el 41% de las universitarias.

Inmersión tecnológica: El aumento de las capacidades tecnológicas y digitales de las mujeres es también un factor importante para lograr la igualdad de remuneración.

Aunque tener un título de los llamados STEM (acrónimo en inglés de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) aumenta las posibilidades de una mejor remuneración, hay otras vías.

"Es, literalmente, sumergirse en las habilidades tecnológicas mayormente a través de trabajo", dijo Sweet. "Se trata de tomar un curso de informática o de codificación".

Tomar clases en varios campos de la ciencia y relacionados con las matemáticas también puede ser un impulsor de la carrera y los salarios.

La combinación de estas tres estrategias reduciría la brecha salarial en todo el mundo en un 35% en 2030 y añadiría casi 4 billones de dólares a los ingresos de las mujeres.

"Hay una hoja de ruta muy clara y alcanzable", dijo Sweet.

En los mercados en desarrollo, estos tres pasos llevarían a alcanzar la igualdad salarial en 2066.

La brecha salarial ha sido persistente. A nivel mundial, una mujer actualmente gana un promedio de 100 dólares por cada 140 que gana un hombre.