(CNN) - La cabeza de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) aseguró este jueves que no cree que el dióxido de carbono sea el principal contribuyente del calentamiento global, una postura que entra en conflicto con los más destacados científicos climáticos.

Scott Pruitt hizo ese comentario cuando Joe Kernen, del canal CNBC, le preguntó si creía que el dióxido de carbono “es el principal botón regulador del clima”.

Creo que medir con precisión la actividad humana en el clima es algo muy difícil de hacer y hay un tremendo desacuerdo sobre el grado de impacto; así que no, no estoy de acuerdo con que sea un contribuyente primario del calentamiento global que estamos viendo”, dijo en el programa Squawk Box de CNBC.

“Pero todavía no sabemos eso”, agregó. “Necesitamos seguir con el debate y seguir con los estudios y análisis”.

LEE: Presupuesto para agencia ambiental de EE.UU. sería recortado por orden de Trump

Scott Pruitt, director de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos.

Pruitt, quien demandó con frecuencia a la EPA cuando cuando era fiscal general de Oklahoma, fue cuestionado en repetidas ocasiones durante sus audiencias de confirmación ante el Congreso, por sus posiciones sobre el cambio climático y otros temas ambientales. En una audiencia, Pruitt les dijo a los senadores: “La ciencia nos dice que el clima está cambiando y la actividad humana, de cierta forma, impacta ese cambio”.

La misma Agencia de Protección Ambiental ha dicho que las emisiones netas de gases de efecto invernadero provenientes de actividades humanas aumentaron un 35% entre 1990 y el 2010, y que las emisiones de dióxido de carbono, que representan casi tres cuartas partes del total de las emisiones, aumentaron un 42% durante ese mismo periodo.

La predecesora de Pruitt en la EPA, Gina McCarthy, dijo que “no puede imaginar” qué información adicional necesita el director de la agencia sobre este tema.

LEE: Página web de la Casa Blanca borra referencias al cambio climático y a comunidad LGBT

“No puedo imaginar qué información adicional podría querer el director por parte de científicos para entender” el problema, sostuvo McCarthy en un comunicado. “Despedir a científicos en todo el gobierno federal, incluyendo al 43% de los científicos de la EPA, y proponer que se elimine por completo el Programa de Investigación de Clima Global de Estados Unidos plantea la cuestión de si este gobierno va a contar con las investigaciones científicas y los hechos”.

Los comentarios de Pruitt de este jueves también fueron rápidamente criticados por demócratas y por grupos ambientalistas.

El senador por Hawai Brian Schatz catalogó a Pruitt de “negacionista del cambio climático” que no está calificado para dirigir la EPA.

“Si quedaba alguna duda de que Scott Pruitt es un negacionista del cambio climático, esto anula esa duda. Cualquiera que niegue un trabajo científico de un siglo y hechos básicos no está calificado para ser el director de la EPA”, dijo Schatz, copresidente del Grupo de Trabajo de Acción por el Clima del Senado. “Ahora más que nunca, el Senado necesita oponerse a Scott Pruitt y a sus peligrosas ideas”.

El director ejecutivo del Sierra Club, una importante organización ambiental, escribió en Twitter que Pruitt debería ser despedido por su posición.

“Pruitt ama el béisbol así que pongámoslo de esta forma: que la cabeza de la EPA niegue la ciencia es como si Jeter se rehusara a usar un bate. Sería despedido, como debería ser despedido Pruitt”, escribió Michael Brune.

En ocasiones anteriores, Pruitt rechazó las solicitudes para responder a las preguntas sobre si “permitiría” la investigación sobre cambio climático.

“Tenemos muchas prioridades en la agencia. Debemos enfocarnos en esas prioridades”, dijo la semana pasada en el programa The Situation Room, de Wolf Blitzer en CNN, mientras recitaba otras necesidades, como mejorar la calidad del aire.

Rene Marsh, de CNN, contribuyó con este informe.