(CNN) - Elon Musk prometió resolver una crisis de energía en Australia en 100 días, o sino entregará tecnología gratis.

El fundador de Tesla respondió al desafío del empresario multimillonario Mike Cannon-Brookes, que quería saber si la compañía hablaba en serio cuando dijo que podría terminar los apagones en el sur de Australia rápidamente.

“Tesla tendrá el sistema instalado y funcionando en 100 días a partir de que se firme el contrato o será gratis. ¿Eso es lo suficientemente serio para ti?”, escribió Musk en Twitter.

1,7 millones de australianos que viven en el sur del país sufren cortes de energía constantes y tienen escasez de energía. En septiembre la mayor parte del estado quedó sin energía luego de que una tormenta afectara las líneas de transmisión cruciales.

Otro gran apagón ocurrió el mes pasado luego de que un inesperado aumento de la demanda de energía ocurrió por una ola de calor.

El gobierno de Australia anunció que el asunto era una prioridad y dijo que aumentar el almacenamiento de la red de energía podría ayudar.

Es allí donde Tesla entraría en acción. El fabricante de autos eléctricos y baterías se ofreció a proporcionar 100 megavatios por hora de almacenamiento de batería a un costo de 25 millones de dólares.

Lyndon Rive, quien lidera la división de baterías de Tesla, dijo en una entrevista con AFR de Australia que la compañía era capaz de entregar los paquetes de batería gracias al incremento de la producción en su ‘Gigafactory’ (la enorme fábrica de baterías de iones de litio de Tesla) en Nevada.

Cannon-Brookes se ofreció a ayudar a proporcionar fondos y lobby para el apoyo político del proyecto.

Sarah Hanson-Young, senadora australiana, dijo en Twitter este viernes que quería hablar con Musk sobre su oferta. El Ministerio de Energía de Australia no estuvo disponible inmediatamente para hacer un comentario.