(CNN Español) - La compañía suiza Nestlé está a punto de firmar un contrato con Cuba para producir café, galletas y productos de cocina, según afirmó Laurent Freixe, vicepresidente de esa corporación, este 8 de marzo desde La Habana, Cuba.

“La idea es crear una nueva empresa mixta dedicada a la fabricación y a la distribución de estos productos, principalmente para el mercado cubano pero también con ideas de exportar algunos de esos productos", dijo Freixe desde la isla.

La participación de la compañía será del 51% y se espera generar unos 300 empleos, según le dijo a CNN en Español Meike Schmidt, portavoz corporativa de Nestlé, en un correo electrónico.

"La idea sería producir café, galletas y productos culinarios para el mercado cubano para responder a la demanda interna, pero también hay la idea de exportar en algún momento futuro", le dijo Schmidt a este medio.

LEE: Nuevo récord de turistas en Cuba: 4 millones de personas visitaron el país en 2016

En la entrevista, Freixe también se refirió a los retos que plantea el incremento del turismo en la isla y las oportunidades para el futuro de Nestlé.

“Está el tema turístico que (se) va doblar en los próximos años con una demanda que hoy en día está solo parcialmente cubierta por producción local”, dijo Freixe, quien resaltó la necesidad de aumentar la producción local, pues dice, actualmente la isla tiene altos niveles de importación, por lo que le permite a la compañía enfocarse en “un potencial importante en el futuro”.

No se especificó cuándo se cerraría el acuerdo.

Freixe aseguró que aunque el crecimiento de la compañía en Cuba —donde tiene otras dos fábricas—fue de un dígito debido a “limitaciones de liquidez”, Nestlé está creciendo en ese país.

Nestlé hace presencia en Cuba desde la década de 1900. En los últimos 20 años ha hecho dos proyectos conjuntos con el gobierno de Cuba, uno de aguas minerales y bebidas no alcohólicas y el otro de helados —con la empresa mixta Coralac S.A—, según le explicó a este medio Schmidt, portavoz de Nestlé.

“Cuba sigue siendo un país de oportunidades”, dijo Freixe citado por un comunicado conocido por CNN en Español en el que además afirmó que se renovó por otros 20 años el contrato con la compañía de producción de helados.

La viceministra de la Industria Alimentaria de Cuba, Betsy Díaz Velázquez, confirmó esta información en una entrevista con la Agencia Cubana de Noticias (ACN) y aseguró existen otros 19 proyectos con capital extranjero avaluados en más de 762 millones de dólares.

Díaz Velásquez explicó al medio local que los proyectos de inversión tienen como prioridad los sectores de la economía donde la producción local es insuficiente “como refrescos y aguas, cárnicos, lácteos, procesamiento de frutas y vegetales, levadura, pastas alimenticias, harina de trigo y la actividad pesquera”, según información de la ACN.

También hay oportunidades de negocio con compañías extranjeras para que estas ayuden a situar las populares industrias cubanas (como la de los camarones y el ron) en el mercado internacional, según Díaz Velásquez.

Hasta 2013, el modelo económico de Cuba estaba estancado, por lo que ese año se pusieron en marcha una serie de reformas que permitieran la inversión extranjera. El gobierno cubano puso en marcha la Zona Especial de Desarrollo Mariel con el objetivo de fomentar el desarrollo económico a través de la inversión extranjera, la innovación en tecnología y la concentración industrial.