(CNN Español) – Mientras los drones son cada vez más populares, sus diferentes usos parecen no tener límites: desde envíos por correo, entrenamientos para tigres, conciertos y entregas de burritos y pizza, hasta como testigos de hechos alarmantes. Y, por supuesto, las fuerzas de seguridad no se podían quedar atrás. Esta vez se trata de Perú que está a punto de poner la tecnología al servicio de la protección de sus ciudadanos.

Esta semana, el ministro del Interior, Carlos Basombrío Iglesias, anunció que el país tendrá su propia Unidad de Drones, bajo la Dirección de Aviación de la Policía, según reportó la agencia de noticias peruana, Andina. La intención es reforzar la seguridad ciudadana, a través del patrullaje aéreo.

De ahí que, añadió Basombrío, los equipos vayan a ser de última tecnología. Se espera que la unidad pueda entrar en funcionamiento a finales de este mes. El anuncio se produjo durante el aniversario número 33 de la Dirección de Aviación Policial (Diravpol).

“Se está dando un paso grande en la modernización”, aseguró el ministro antes de agregar que la Unidad de Drones llegará a fortalecer el trabajo que ejecuta la aviación policial con los helicópteros y aviones en Lima. También complementarán otras medidas de las autoridades contra el terrorismo y el narcotráfico dentro del país.

Actualmente, el país cuenta con cuatro drones, pero “serán más para brindar apoyo aéreo a la Policía Nacional de Perú en acciones y usarlos en seguridad ciudadana por nuestro equipo policial”, sostuvo el general de esta institución, Orlando Velasco Mujica, citado por Andina. El militar también reveló que en estos momentos se están afinando todas las disposiciones y normativas de la Unidad de Drones.

Esta tecnología ya ha sido adoptada por otros países. Por ejemplo, el Departamento de Defensa de Estados Unidos opera 11.000 vehículos aéreos no tripulados, o drones, que son utilizados eventos nacionales de capacitación en el país y misiones de contingencia en el exterior. Y en diciembre pasado, la Policía de Colombia hizo un anuncio muy similar: la institución reveló que implementaría drones para el patrullaje aéreo, junto con los helicópteros. Pero más allá de combatir el crimen también podrán ser usados para atender emergencias y buscar y rescatar personas extraviadas en montañas, derrumbes o accidentes.

Cristina Balsi, doctora en de la Universidad Europa en Florencia e investigadora del mismo instituto, escribió en un análisis publicado por el Grupo de Estudios en Seguridad Internacional de la Universidad de Granada que “los drones se han popularizado entre los cuerpos de policía ya que es un sistema de vigilancia menos visible que los aviones normales, y pueden permanecer en el aire durante más tiempo que estos últimos”. En este sentido, para la identificación de sospechosos, los aviones masivos no tripulados permiten hacer fotografías aéreas de alta definición “ya que están provistos de potentes cámaras y sistemas de rastreo avanzados”.

Por su parte, la investigadora Marguerite Cawley resaltó en un texto publicado en 2014 por la fundación InSight Crime que “los aviones no tripulados (drones) ofrecen nuevas soluciones de inteligencia y vigilancia, y pueden ser implementadas con éxito en la lucha contra el crimen organizado”. Sin embargo, resaltó que es esencial que su uso sea monitoreado de cerca y se desarrollen marcos legales nacionales e internacionales para “asegurarse de que los aviones no tripulados no estén siendo utilizados para las razones equivocadas, por las personas equivocadas, o sin la autorización de los países vecinos”.