(CNN) - La Policía de Alemania cerró el sábado un gran centro comercial en la ciudad occidental de Essen debido a "indicaciones concretas" de un posible ataque terrorista, dijo un portavoz policial. 

Cientos de policías participan en la operación de seguridad en el centro comercial Limbecker Platz, que fue asegurado antes de abrir al público, dijo Christoph Wickhorst, portavoz de la policía de Essen. Oficiales de policía y camionetas mantenían rodeado el centro comercial -uno de los más grandes en Alemania- el sábado por la tarde, informó Reuters.

Detalles de la amenaza no se ofrecieron inmediatamente. Pero el cierre ocurrió un día después de que la policía recibiera serias indicaciones de "otra agencia" sobre que un ataque se estaba planeando posiblemente, dijo Wickhorst.

La policía también estaba revisando un departamento en la ciudad de Oberhausen, a unos 19 kilómetros de Essen, e interrogando al dueño del inmueble, de acuerdo con un comunicado de la policía.

El cateo en el departamento está directamente relacionado con la amenaza al centro comercial, dijo el portavoz policial Peter Elke a la televisora alemana NTV.

Un segundo hombre que fue encontrado en un café internet también estaba siendo interrogado, dijo la policía, que pretendía revisar su departamento.

El centro comercial "permanecerá cerrado este sábado por motivos de seguridad", decía un mensaje en el sitio web del lugar.

"La policía tiene indicaciones concretas de un posible ataque. Con el fin de evitar cualquier peligro para los visitantes se ordenó el cierre", señalaba el centro comercial en su sitio web.

Essen es una ciudad de unos 590.000 habitantes.

Alemania se mantiene en alerta luego de un par de atentados mortales el año pasado.

Doce personas murieron y 48 más resultaron heridas en diciembre cuando un tráiler se lanzó contra un atestado mercado navideño en Berlín. El sospechoso, un hombre de Túnez, fue abatido por la policía días después del ataque, que ISIS dijo haber inspirado.

En julio, 9 personas murieron y 16 más resultaron heridas en un tiroteo en un distrito comercial de Munich. La policía dijo que el atacante era un joven de 18 años mentalmente afectado. El hombre, aparentemente sin relación con ISIS, se disparó mortalmente luego del ataque, dijo la policía.