La Casa Blanca, en Washington. (SAUL LOEB/AFP/Getty Images)

(CNN) - Un hombre que llevaba una mochila fue arrestado el viernes por la noche después de violar la seguridad del complejo de la Casa Blanca, dijeron funcionarios, y antes de haber sido descubierto por un agente del Servicio Secreto en la entrada sur de la residencia presidencial de Estados Unidos. 

El incidente ocurrió poco antes de la medianoche cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se encontraba en la Casa Blanca.

El sospechoso, quien cuenta con una licencia de conducir de California, le dijo al Servicio Secreto que iba a ver al presidente.

"No, soy amigo del presidente. Tengo una cita", dijo el sospechoso cuando fue abordado por un agente, de acuerdo con un reporte dado a conocer el sábado por el Departamento de Policía de Washington.

Cuestionado sobre cómo había llegado ahí, dijo: "Salté la barda".

El reporte de la policía, obtenido por CNN, ofrece una descripción más detallada del incidente que la de un comunicado del Servicio Secreto dado a conocer más temprano.

El reporte señala que imágenes de seguridad de la Casa Blanca mostraban al intruso saltando la barda en el jardín noroccidental del Edificio del Tesoro, que está junto a la Casa Blanca. No obstante, no fue detectado, sino hasta que abordado por un agente uniformado del Servicio Secreto.

"El 10 de marzo de 2017, aproximadamente a las 11:38 pm, un individuo escaló la valla de los jardines en el sur del complejo de la Casa Blanca. Agentes uniformados del Servicio Secreto arrestaron al individuo sin ningún incidente. Una mochila que llevaba el individuo fue revisada como medida de precaución. Se determinó que la mochila estaba libre de cualquier material peligroso", dijo el Servicio Secreto en un comunicado.

La Casa Blanca se encontraba en el nivel de seguridad Naranja, uno de los más altos.

El sospechoso fue arrestado por el Servicio Secreto y puesto bajo custodia.

El presidente, quien pasará el fin de semana en Washington, fue alertado sobre el incidente el mismo viernes, dijo un funcionario del gobierno.

El sospechoso no cuenta con historial criminal ni estaba en el radar del Servicio Secreto, dijo la agencia.

Un equipo de respuesta del Servicio Secreto con ayuda de perros revisó en su totalidad los terrenos de la Casa Blanca, incluyendo el jardín de la primera dama, que está cerca de la entrada sur de la residencia.

Se trata de l mayor incidente de seguridad en la Casa Blanca desde que Trump asumiera como presidente hace dos meses.

Ha habido muchos casos de personas que logran acceder a la Casa Blanca en los últimos años.

En uno de los más destacados, en 2014, Omar Gonzales, de 42 años, de Copperas Cove, Texas, logró cruzar por la puerta norte de la Casa Blanca con un cuchillo en la bolsa de su pantalón, de acuerdo con el Servicio Secreto. Gonzales fue detenido poco después de cruzar la puerta. El presidente y su familia no estaban en la residencia en ese momento.