(CNN) – Personas alrededor del mundo han enviado donaciones para ayudar a capturar al responsable de lo que los funcionarios de refugios en Utah consideran “uno de los peores casos de maltrato animal”.

Sage, un gato, regresó a casa a principios de este mes con varios huesos rotos, incluidos sus 10 dedos de las patas delanteras y el metatarsiano de su pierna trasera.

Su dueños, que solo pretendían dejar que su mascota saliera a disfrutar algo de sol y de aire fresco, quedaron aterrorizados cuando se dieron cuenta que el gato también había sido quemado con pegamento caliente en sus genitales, cuerpo y cara. Sage murió poco después del ataque.

Las fotografías de las heridas que sufrió el gato halaron una cuerda y los amantes de los animales alrededor del mundo empezaron a hacer donaciones.

La Sociedad Humane del Norte de Utah pagó por todos los gastos médicos de Sage, así que las contribuciones se sumarán a una recompensa para encontrar a la persona responsable de la tortura contra este gato o para ayudar a los animales en futuros casos de maltrato animal.

Hasta ahora, se han recaudado más de 50.000 dólares para la recompensa y 20.000 dólares para el Fondo en Memoria de Sage.