(CNN Español) - El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, enviará una carta al papa Francisco para darle un impulso a la canonización de Monseñor Oscar Arnulfo Romero, quien fue beatificado en mayo de 2015, según dijo el mandatario este domingo ante un grupo de periodistas.

Sánchez Cerén dijo que con el mensaje al papa se unirá a la delegación de la Conferencia Episcopal de El Salvador que viajará al Vaticano en los próximos días; con esa visita impulsarán la canonización del sacerdote salvadoreño lo más pronto posible.

“Tengo el compromiso también de unirme a esa delegación a través de una carta dirigida al papa, en la cual quiero rescatar ese amor del pueblo salvadoreño a Monseñor Romero para que pueda, en este proceso de su canonización, lograr que sea el papa Francisco… quien también pueda canonizarlo”, dijo el mandatario salvadoreño este domingo luego de asistir a una misa para celebrar el cuarto aniversario del nombramiento como papa de Jorge Mario Bergoglio.

La reunión de los obispos de El Salvador con el papa Francisco será entre el 20 y el 25 de marzo de este año, según informó el arzobispo de San Salvador, monseñor José Luis Escobar, en una rueda de prensa el pasado 5 de marzo.

Para que el Vaticano conceda la canonización se debe probar que el beato Romero concedió algún milagro y por ello en 2015 fue enviado a Roma un informe sobre tres milagros que habría concedido el beato salvadoreño. Sin embargo el Vaticano los rechazó por considerar que no se trataban de milagros, según informan medios locales.

El pasado 28 de febrero, la Iglesia católica de El Salvador finalizó la fase diocesana del proceso de un nuevo posible milagro que hizo monseñor Romero, según informó monseñor Escobar. La documentación del presunto milagro fue enviada a la Congregación para la Causa de los Santos para que se continúe con el proceso de canonización.

“Pediremos al papa Francisco la pronta canonización de Monseñor Romero y la pronta beatificación del padre Rutilio Grande y su bendición para El Salvador”, dijo monseñor Escobar en ese entonces.

Escobar no dio más detalles sobre el supuesto milagro, pero pidió a los salvadoreños que se unan en oraciones para “la pronta canonización de monseñor Romero”.

“El proceso de canonización del Beato Romero, sus enseñanzas, son un mensaje para el país para buscar la paz, el diálogo y entendimientos”, añadió el mandatario de El Salvador.

Esta no sería la primera vez que la iglesia de El Salvador viaja a Roma para reunirse con el pontífice. En octubre de 2015, meses después de que monseñor Romero fuera beatificado, una comitiva de obispos viajó a la santa sede para solicitar que el sacerdote fuera canonizado lo antes posible.

El Beato monseñor Óscar Arnulfo Romero fue asesinado de un disparo al corazón por un francotirador, el 24 de marzo de 1980, mientras oficiaba una misa en la capilla del hospital Divina Providencia, en San Salvador.