Kuala Lumpur, Malaysia (CNN) – El cuerpo de Kim Jong-nam, quien fue asesinado el mes pasado y era el medio hermano del líder de Corea del Norte Kim Jong Un, fue identificado usando una muestra de ADN de uno de sus hijos, según lo informaron autoridades de Malasia este miércoles.

Kim Jong-nam murió el pasado 13 de febrero debido a lo que el primer ministro malasio, Najib Razak, ha denominado un intento de asesinato. Kim estaba en el aeropuerto internacional de Kuala Lumpur, pues se dirigía a la región de Macao, cuando dos mujeres pasaron por su cara el altamente letal agente nervioso VX que lo mató en 20 minutos, de acuerdo a la Policía malasia.

LEE: ¿Qué es el agente VX y qué puede hacer Corea del Norte con eso?

ESPECIAL | COREA DEL NORTE

Tanto Corea del Sur como Malasia acusan a Pyongyang de haberlo asesinado. Corea del Norte, por su parte, ha negado firmemente tal acusación.

Las autoridades de Malasia no identificaron públicamente el cuerpo de Kim sino hasta la semana pasada, luego de que obtuvieran una muestra de ADN “del hijo del fallecido”, aseguró este miércoles el viceprimer ministro de ese país Ahmad Zahid Hamid.

Ahmad Zahid Hamid se negó a detallar cómo fue obtenida la muestra de ADN.

Se cree que la familia de Kim se está escondiendo. La semana pasada, por primera vez su hijo Kim Han-sol apareció públicamente desde el deceso de su padre en un video de 40 segundos, que fue publicado en línea por un grupo llamado Defensa Civil Cheollima.

Aún no queda claro en qué momento se grabó dicho material, pero un portavoz del Servicio Nacional de Inteligencia de Corea del Sur le verificó a CNN la identidad del menor.

La disputa diplomática sobre el cuerpo

La decisión de conservar el cuerpo de Kim Jong-nam –y practicarle una autopsia– enfureció a los norcoreanos. Ellos querían el cadáver y aseguraron que Malasia debía entregarlo porque él era un nacional de Corea del Norte.

Sin embargo, las autoridades malasias se mantuvieron en la decisión de solo ceder el cuerpo si una prueba de ADN era proporcionada.

Esta disputa diplomática terminó en que los dos países emitieron prohibiciones de viaje de un lugar a otro: los malasios que estuvieran en Corea del Norte no podían salir de allí y los norcoreanos en Malasia tampoco.

Nueve nacionales malasios se encuentran en Corea del Norte y no se conoce la cifra exacta de cuántos norcoreanos están en Malasia. Aún así, la Policía de este país cree que tres personas buscadas para rendir interrogatorio sobre el asesinato de Kim están siendo escondidos dentro de la embajada de Corea del Norte en Kuala Lumpur.

En general hay cuatro sospechosos que se presume regresaron a Corea de Norte y dos personas bajo custodia en relación con el caso.

La policía escolta el 1 de marzo a dos mujeres señaladas del homicidio: Siti Aisyah, izquierda, y Doan Thi Huong.

Siti Aisyah de Indonesia y Doan Thi Huong de Vietnam fueron acusadas por ​​el asesinato y enfrentan la pena de muerte si son condenadas.

Según las autoridades de los dos países han informado, ambas mujeres han indicado que creyeron estar participando en un programa de televisión de bromas, pero los funcionarios malasios no creen que sea cierto.

Joshua Berlinger reportó y escribió para este historia desde Hong Kong y Salhan K. Ahmad lo hizo desde Kuala Lumpur.