(CNN) - La búsqueda de la cobra letal que está suelta en Florida continúa. El reptil se escapó de la casa de su dueño en Ocana, según las autoridades ambientales del estado.

El propietario llamó a la Comisión de Conservación de Vida Salvaje y Pesca de Florida (FWC) en la noche de este lunes para comunicarle a los funcionarios que su cobra de 60 centímetros de largo había escapado.

Un investigador de las autoridades ambientales, la policía de Ocala y los bomberos del condado no pudieron encontrar el reptil, dijo este martes la comisión. Las autoridades alertaron a los residentes cercanos.

El propietario de la serpiente tiene autorización de tener la cobra desde mayo de 2016, dijo Robert Klepper, portavoz de la división de aplicación de la ley de la FWC.

También posee una víbora de Gaboon y una víbora de arbusto africana, dijo Klepper.

La FWC requiere que las habitaciones donde los reptiles venenosos se mantienen sean a prueba de escape. Los investigadores analizarán si el propietario violó cualquier reglamento.

"La seguridad pública es la preocupación número uno", dijo Klepper. "Queríamos hacer hincapié en que esta es una serpiente venenosa y un animal peligroso y no debe ser abordado".

Corwin: El veneno es altamente tóxico

Jeff Corwin, un famoso experto en vida silvestre y conservacionista, dijo que el veneno de una cobra está en el nivel más alto de todos los venenos animales.

Si alguien fuera mordido por la cobra fugitiva, tendrían que llegar al hospital tan rápido como pudieran y ser tratados con el suero antiofídico apropiado, dijo.

Afortunadamente, dijo Corwin, la cobra probablemente va a encontrar un lugar lejos de la gente y va a permanecer allí. "La probabilidad de que alguien sea mordido por esta serpiente es muy, muy baja".

Según las estadísticas de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, alrededor de cinco personas al año mueren por mordeduras de serpientes en los Estados Unidos.