(CNN) - Los votantes en los Países Bajos acuden a las urnas este miércoles en una elección considerada ampliamente como un indicador del sentimiento populista en toda Europa.

Con la primera ronda de las elecciones presidenciales francesas a poco más de un mes de distancia y los comicios alemanes programados para finales de este año, la batalla holandesa es observada de cerca por aquellos que buscan pistas sobre las tendencias políticas.

El primer ministro conservador holandés, Mark Rutte, enfrenta una dura batalla con su rival de extrema derecha, Geert Wilders, cuyas diatribas antiinmigrantes y antiislámicas lo han llevado a los tribunales, pero también le han hecho ganar un amplio apoyo en un país cada vez más polarizado por la inmigración.

El Partido de la Libertad y la Democracia de Rutte, el VVD, lidera la última encuesta de la Universidad de Leiden, pero el Partido de la Libertad de Wilders, el PVV, le sigue muy de cerca.

El panorama político holandés está fragmentado, con 28 partidos, y el sistema de representación proporcional del país implica que un gobierno de coalición está casi garantizado.

Elecciones en Holanda: esto es lo que necesitas saber

Buena posición de salida, pero ¿lograr el oro?

Rutte busca un tercer mandato. Si sus legisladores conforman el grupo más grande de la Cámara de Representantes, de 150 escaños, se prevé que forme un nuevo gobierno de coalición con al menos otros tres partidos.

Pero mantener el status quo es exactamente de lo que muchos votantes holandeses se han cansado, y Wilders ha destacado fuertemente en las encuestas preelectorales gracias a su retórica y opiniones a menudo polémicas. Otros partidos -incluyendo el VVD de Rutte- se han movido hacia la derecha como respuesta al populista.

El músico y actor Ron Mesland, de Amsterdam, dijo que estaba preocupado por el impacto de la popularidad de Wilders: "Estoy preocupado por Geert Wilders, pero sobre todo por el efecto que tiene en los otros partidos", dijo. "La mayoría de los otros partidos parecen adoptar su discurso y sus ideas, y eso realmente me preocupa".

Ruud Koole, profesor de política de la Universidad de Leiden, dijo que aunque Wilders obtenga la mayoría de los escaños en la Cámara de Representantes, el sistema político del país hace extremadamente difícil que pueda gobernar.

"Siempre tenemos gobiernos de coalición", dijo. "Si el partido de Wilders llega a ser el más grande... tendría que hacer una coalición con otros partidos, el problema para Wilders es que los otros partidos no quieren entrar en una coalición con el PVV".